Buscan en la frontera con Brasil al asesino de una mujer de 40 años, Sonia Cerpa, que fue degollada por un hombre del país vecino con quien tuvo una relación sentimental.


Continúa prófugo en la frontera de Misiones con Brasil el hombre que degolló este martes a una mujer de 40 años, delante de sus hijos, en el paraje Dos Hermanas en el noreste de la provincia.

Sonia Cerpa fue acuchillada en la garganta por el brasileño Valdir Prestes, de 34 años, quien había sido su pareja. La escena fue presenciada por sus hijos, una nena de 7 años y un nene menor, quienes lograron ocultarse en la selva y refugiarse en la casa de un tío.

Es el único femicidio ocurrido en Misiones en lo que va del año. Otros 8 se produjeron en 2019 (6 víctimas de Femicidio directo y 2 víctimas de femicidios vinculados).

En 2018, se produjeron también 8 femicidios: 7 víctimas de Femicidio directo y una víctima de Femicidio vinculado. La cantidad de víctimas de 2018 figura en el informe anual del Superior Tribunal de Justicia de Misiones.

Las estadísticas de la suprema corte misionera indican que alrededor del 90 % de los casos los criminales fueron parejas o exparejas. El resto, familiares no convivientes con la víctima. El 75 % de los femicidios ocurrieron en la casa de la víctima.

En 2019, los medios periodísticos locales, incluido Vía Posadas, contabilizaron 6 femicidios. Pero luego, un juez acusó solo de homicidio a quien mató a Antonela Rocío Bernhardt (27) en una pensión del Balneario El Brete, en Posadas.

El femicidio anterior en Misiones se registró en el mes de octubre en Puerto Iguazú y la víctima fue la estudiante Vilma Daiana Mercado (19). Los dos menores que el criminal mató a machetazos también figuran como casos de femicidio vinculado como lo define el STJ de Misiones.

Las demás víctimas desde febrero de 2019 fueron María Belén González (17), Fiorella Itatí Aghem (20), Antonela Rocío Bernhardt (27) -en discusión, por su calificación-, Estela Fidencia Arapayú (49) y Raquel Pereira (22), cuyos hijos Jefferson (8) y Thiago (5) también fueron asesinados junto a ella.

El horroroso crimen ocurrido ahora en Dos Hermanas fue relatado a la policía por una hija de la víctima, de 7 años. Prestes intentó matar a la mujer de un tiro, con una pistola casera, pero el arma falló. Luego la acuchilló y le cortó el cuello. 

El brasileño y presunto asesino, es un artesano en cueros que por su habilidad apodaban “Cuerero” y que huyó hacia una zona boscosa. Residía en la zona y había mantenido una relación con Sonia Cerpa quien ya convivía en su humilde casa de madera con otro hombre.




Comentarios