El choque entre el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación y el Instituto Nacional de la Yerba Mate se habría producido porque el funcionario quiere un producto barato. Lo reveló Infocampo.


Una fuerte confrontación por el precio de la hoja verde de yerba mate, entre el ministro ministro de Desarrollo Productivo de Nación, Matías Kulfas, y directivos del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) fue revelado por Infocampo un medio especializado en producción y economía rural.

Plantación de yerba mate. Imagen ilustrativa.

Según este medio bonaerense, Kulfas habría pedido volver atrás con el precio que se paga al productor yerbatero, antes del ingreso de la hoja verde de yerba mate a su primera molienda en molinos.

Cosecha de Yerba Mate (Foto: Instituto Nacional de la Yerba Mate) El tarefero, obrero rural que cosecha hoja verde de yerba, realiza un sacrificado trabajo.

Lo que sucede es un acuerdo de hecho entre molinos y productores. Se pagan alrededor de 33 pesos el kilo de hoja verde. Este precio fue empujado por la escasez del producto y la demanda de los yerbateros que se veían perjudicados en sus costos.

Un raído de yerba mate cosechado generalmente por un solo tarefero y que pesa alrededor de 100 kilos, que los obreros rurales transportan hacia el camión recolector.

En marzo pasado el directorio del INYM fijó los valores de la yerba mate en 20 pesos el kilogramo de hoja verde y en 76 pesos el kilogramo de yerba mate canchada, ambos puestos en secadero.

Tareferos cargan sobre un camión la yerba mate recién cosechada en una chacra de Misiones. (MisionesOnline)

Kulfas, según la nota de Infocampo que firma la periodista Marina Friedlander, exigió que se vuelva al valor de 20 pesos, que fue el que fijó oficialmente el INYM. Cita como fuentes al director de este organismo, Sergio Delapierre, y al productor Cristian Klingbeil.

“Kulfas está muy disgustado con el INYM y amenazó con recurrir a la Ley de Abastecimiento si no se baja el precio al productor. Esa medida automáticamente suprime la mercadería de exportación y la vuelca al mercado interno para bajar los precios”, explicó Sergio Delapierre, director en el INYM por parte de los secaderos.

Delapierre contó que en el Instituto están muy preocupados por la decisión, y remarcó que en el sector en general están “asombrados de que un Ministro de la Nación se meta así en una economía regional que funciona medianamente bien”.

En el directorio de la institución se acordó pasarle a Kulfas una planilla de costos de la yerba canchada y de producción de yerba molida para “demostrarle” que la parte que hay que ajustar “es la comercial y no la productiva”, indicó Friedlander en su nota. 

“Esto es una tragedia para nosotros, quieren retrotraer los precios al productor. Justo ahora que tenemos un mínimo margen de ganancia el Gobierno Nacional se mete así amenazando de esta forma. No se piensa en el obrero rural, que es quien más se perjudica porque esto se traslada de la cabeza para abajo”, le dijo a Infocampo el productor Cristian Klingbeil.

El productor aseguró que tienen miedo porque creen que la medida se puede llegar a concretar. “Ya tuvimos este tipo de experiencias durante el gobierno de Cristina Kirchner, con Guillermo Moreno que nos decía que tenía que pensar en los millones que viven en La Matanza y no en un par que viven en Misiones”, agregó en el mismo medio.




Comentarios