El Certificado será otorgado por el INYM, previo análisis de laboratorio, y tendrá vigencia por un año. Luego, los molineros-fraccionadores, fraccionadores e importadores que comercialicen el producto yerba mate, deberán solicitar otro.


El “Certificado de Análisis de Laboratorio de Yerba Mate” que desde este año emite el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) será obligatorio para la comercialización del alimento.

La yerba mate analizada en laboratorio.

La Resolución del INYM fue publicada en el Boletín Oficial de la República Argentina, con lo cual esa disposición toma carácter legal y el próximo paso será definir los protocolos para aplicar la medida.

La certificación se suma al control de calidad de la industria molinera en todo el proceso de elaboración de la yerba mate, poniendo a disposición de los mercados interno y externo un abanico de marcas y presentaciones, con calidad garantizada.

El Certificado será otorgado por el INYM, previo análisis de laboratorio, y tendrá vigencia por un año, tras lo cual Molineros-Fraccionadores, Fraccionadores e Importadores que comercialicen el producto yerba mate, deberán gestionar un nuevo documento que acredite el cumplimiento de parámetros fisicoquímicos y microbiológicos exigidos por las Resoluciones del Directorio de la Institución yerbatera.

A partir de la entrada en vigencia de las exigencias establecidas en la Resolución, el INYM inspeccionará en todo el territorio nacional que la yerba mate elaborada, o sus derivados, cumplan con los mencionados parámetros fisicoquímicos y microbiológicos, además de verificar que sus respectivos R.N.P.A. cuenten con el “Certificado de Análisis de Laboratorio de Yerba Mate” correspondiente y que el mismo se encuentre vigente.




Comentarios