Participaban unos 30 vecinos que desoyeron el decreto presidencia que rige hasta el 16 de agosto y prohíbe las reuniones de más de cierta cantidad de personas.


Fueron detenidas 10 personas y demoradas otras 5 luego que efectivos de la Policía de Misiones interrumpieron una fiesta clandestina, en la madrugada de este sábado. 

Al menos unas 30 personas participaban de la reunión cuando irrumpió la policía a las 2:30 de este sábado para aplicar lo dispuesto en el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/20 que prohíbe tales festejos.

La Policía detuvo a diez personas y demoró a otras cinco alrededor de las 2:30 de la madrugada de este sábado en la ciudad de Posadas. Además, registraron la presencia de al menos 30 personas consumiendo bebidas alcohólicas, con música elevada y promoviendo desórdenes, según el parte policial.

En el caso interviene el Juzgado de Faltas y el Juzgado Federal en turno. La provincia adhirió a lo dispuesto por el presidente Alberto Fernández quien firmó un decreto de necesidad y urgencia (DNU) por el cual “por los próximos 15 quedarán prohibidas todas las reuniones sociales en todo el país”.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, dispuso su adhesión al decreto presidencial número 641/2020, que suspende las reuniones sociales hasta el 16 de agosto.

El mandatario agregó que lo dispuesto “no modifica las actividades focalizadas autorizadas por protocolo, establecido oportunamente por las autoridades de aplicación de la provincia y la Nación”, aunque sí quedan suspendidas las reuniones familiares y sociales en general dentro de los hogares. También en Misiones.




Comentarios