El diocesano de Posadas ordenó diácono transitorio a Antonio Evaristo Vargas, alumno del Seminario Diocesano Santo Cura de Ars.


El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, ordenó diácono transitorio a Antonio Evaristo Vargas, alumno del Seminario Diocesano Santo Cura de Ars. La ceremonia tuvo lugar en la Iglesia Catedral San José de la ciudad de Posadas, y fue bajo las medidas de bioseguridad dispuestas por protocolo del ministerio de gobierno y de salud de la provincia.

Imagen de una parte de la ceremonia de consagración. Foto ilustrativa.

“Antonio recibe el sacramento del orden sagrado en orden al diaconado, por esta ordenación él pasará a formar parte del clero, pasará a ser un clérigo camino al sacerdocio”, recordó el obispo en su homilía.

Agregó que tal ordenación es “un indicador fuerte para la pastoral, desde lo espiritual, desde la teología, sabemos que el diaconado es la identificación con Cristo Servidor y tiene que pervivir siempre en nuestra vida”.

“Siempre tengo en la memoria un recuerdo tuyo, cuando en el contexto de una misa, vos te acercaste y me pediste ingresar al seminario Y lo hiciste con mucha emoción, tu mirada, tu forma de decirlo siempre quedó grabada en mi corazón, durante estos años yo no dudo decir que fuiste muy responsable y que siempre estuviste muy comprometido”, señaló.

El obispo Martínez recordó que “el llamado al sacerdocio, al diácono, es el verdadero amor, la verdadera caridad. Nuestra época muchas veces busca eludir estas cosas. Es cierto que no hay amor sin sufrimiento, que es la donación”.

En su predicación también consideró que “el diaconado está especialmente ligado a la caridad con los más pobres y necesitados. Es importante que tengamos cuenta a todos, pero especialmente a tantísimos hermanos que yacen al borde del camino pidiendo limosna y compasión”.




Comentarios