Desde las Ferias Francas de Posadas decidieron reducir el costo para poder venderlos y competir con los supermercados.


Quejas por el aumento del precio de los tomates en la provincia, los supermercados pasaron de vender a $72 el kilo por $80 de una semana a otra, en cambio, las Ferias Francas lo ofrecen a $50 el kilo para poder lograr comercializarlo. La diferencia con las grandes cadenas radica en que el producto llegaría desde otras provincias y sería un problema de oferta y demanda.

Los colonos por su parte, como no pueden llegar a producir las cantidades necesarias para competir con los mercados, reducen el precio para poder vender su mercadería. El presidente de la Feria Franca de Posadas, José Villasanti contó: “Cuando Corrientes llena el mercado posadeño porque sobra tomate, éste no vale nada y el precio baja“.

Los productores correntinos prefieren enviar el producto a Buenos Aires y Córdoba. “Por eso viene poco para acá, incluso a Misiones a veces llega el descarte”, expresó Villasanti. Y agregó: “La gente no tiene qué comprar en los supermercados porque esto va a pasar y los precios volverán a variar“.

El presidente de la Feria Franca explicó que “a los tomates les cuesta madurar en los invernaderos y hubo pocos días con sol, por lo que hace falta un poco de calor y acá cuesta producirlos”. En la provincia hubo dos heladas importantes durante el año que impidieron la cosecha de tomates y morrones en la región. Por otro lado, apuntó que los consumidores siguen eligiendo los productos de las ferias por los precios y la calidad, “a pesar de la crisis se sigue vendiendo bien“, cerró. Según publicó El Territorio.




Comentarios