El juez de Garantías Marcelo Nieto Di Biase deberá decidir en los próximos días si convalida o no el acuerdo de partes al que llegó la fiscalía con tres de los imputados.


La causa se inició el 4 de julio de 2019 cuando el fiscal Fernando Rivarola solicitó la apertura formal de la investigación para imputar a cinco varones -hijos de prominentes familias de Puerto Madryn, Trelew y Gaiman- acusados por “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y agravado por la participación de más de dos personas”. De ser condenados, los culpables tendrían asegurada una pena mínima de 8 años de prisión, señalaron fuentes judiciales.

Fiscal Fernando Rivarola.

Sin embargo, en el acuerdo de partes que debe resolver ahora el juez Di Biase -al que se arribó con el consentimiento de la víctima- se redujo la calificación a un “abuso sexual simple” que convierte al delito en excarcelable y lo reduce a un “accionar doloso de desahogo sexual”, según palabras del fiscal, lo que generó una ola de repudio en todo el país y hasta un pedido de jury en su contra por parte del gobierno del Chubut.

Abuso sexual

Los hechos denunciados ocurrieron el 17 de septiembre de 2012, durante un encuentro en una vivienda de Playa Unión en la que se juntaron alrededor de 15 adolescentes para comenzar los festejos por la semana de la Primavera.Pero la violencia sexual recién se hizo pública cuando la víctima decidió relatar los hechos en su cuenta de Facebook, a principios de 2019.

MPF Chubut.

El acuerdo de partes dejó como imputados a Leando Del Villar, Luciano Mallemaci y Ezequiel Quintana pero por un delito con pena de prisión condicional, recordaron fuentes judiciales.

Según se pudo reconstruir, el ataque ocurrió en una dependencia que oficiaba como quincho en la parte trasera de la vivienda ubicada en la esquina de Crespo y Guillermo Rawson de Playa Unión.




Comentarios