El Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia declaró la rebeldía y ordenó la captura nacional e internacional de Luis Martín Colín.


El imputado es un ex empleado de la Mesa de Recepción del Concejo Deliberante de Trelew, quien es juzgado por regalar droga a alumnos de escuelas de la ciudad.

Operó en plazas y centros deportivos entre enero y abril de 2017. Colín no asistió a una audiencia del juicio oral y público en su contra, y los jueces Enrique Guanziroli y Mario Reynaldi ordenaron su búsqueda.

La Policía Federal de Rawson no lo encontró en su casa y tras chequear el padrón, tampoco en otro domicilio. No tuvo contacto con su defensor oficial, Sergio Oribones. Es que Colín ya no usa el celular que tenía.

“Trabajaba antes de ser detenido en la Municipalidad de Trelew, quizás en el lugar tengan algún dato”, explicó el funcionario. Guanziroli consideró que Colín sabía que estaba a disposición del Tribunal pero igual se fue de su casa sin aviso alguno.

Declaración

En la audiencia declararon policías que siguieron y filmaron al imputado cuando lo investigaban. Contaron que en el Concejo fichaba y en su horario de trabajo solía encontrarse con alumnos y alumnas de la Escuela 714.

Tenían 12, 14 y 17 años y andaban con carpetas, mochilas y cuadernos. Colín los esperaba en el paredón de SEROS. También hacía mantenimiento de esa placita. Armaba, les entregaba porros y los hizo fumar de tuqueras.

Fumaban juntos y los chicos regresaban al colegio. Se movía fácilmente. Lo siguieron a Plaza Independencia donde contactó a más menores, frente al Distrito Militar. “Caminaba por las calles siempre en alerta, mirando hacia todos lados, como cuidándose”, declararon.

Alquilaba una habitación en un conventillo de Urquiza al 300. Allí también iban los chicos. En ocasiones silbaba fuera de las casas para que lo atendieran y se iba a plaza Centenario previo comprar bebidas.

Los policías verificaron pasamanos de droga y dinero. Y enseñanzas de cómo armar y fumar un porro. Lo arrestaron un 7 de abril muy lluvioso, en Italia y pasaje Jujuy, frente a un jardín de Infantes.

Lo requisaron en la Comisaría 1ª. En su billetera llevaba tres porros. Lo habían seguido mañana y de tarde, en horario escolar.




Comentarios