Un proyecto de ley prevé el endurecimiento de las sanciones para quienes utilicen vehículos impulsados por tracción a sangre.


La diputada provincial Lilian Alonso, presentó un proyecto de ley que establece la prohibición de la carga y acarreo de materiales de ladrillos, piedras, escombros o materiales de construcción en general, sean nuevos o productos de refacciones o remodelaciones, siempre que sean transportados en vehículos impulsados por tracción a sangre. Este proyecto de Ley, con el número 2883/19 establece que quien viole esta norma será penado con arresto de hasta 60 días y una multa equivalente de hasta seis salarios mínimos vitales y móviles, además del decomiso del animal objeto de la contravención y como pena accesoria la prohibición de tenencia de animales, por el término de un año.

La autora de la iniciativa parlamentaria se explayó en los fundamentos de su proyecto de ley planteando que: “En sobradas ocasiones hemos visto que se realizan denuncias por animales equinos abandonados a su suerte en alguna arteria de la ciudad, luego de haber colapsado su salud y derrumbarse sobre sus patas quedando inmóvil por la tremenda fatiga que le significo trabajar entre las varas de un carro que llevaba un peso que el animal no estaba en condiciones de soportar”. En esas consideraciones la diputada Alonso apuntó contra los que especulan usando este tipo de vehículos y expresó: “Generalmente cuando en la ciudad se ve un carro descargando ladrillos en alguna obra en construcción, ocurre entre las 19 y 20 hs. Este horario tan excedido de la jornada no se debe a voluntad del ladrillero, sino que se debe a que los demandantes de ladrillos quieren pagar solamente el valor de lo que cuestan los ladrillos que adquirieron pero no están dispuestos a pagar el verdadero costo de un flete, y cargan esta responsabilidad sobre los fabricantes de ladrillos quienes para no perder la venta realizan la tarea del flete, cargándose de horas extras a sí mismos, a sus ayudantes y por su puesto a sus animales”.

Quieren prohibir por ley el traslado de escombros en carros con tracción a sangre.

A partir de esta postura consideró que “debemos establecer que el traslado de ladrillos y otros materiales pesados se realicen únicamente en vehículos a motor. Así estaremos cuidando a los animales y aportando una herramienta a quienes se desempeñan como ladrilleros para no ser forzados a tener que realizar una tarea extra para no perder la venta. Es decir, respetar sus horas de descanso para sí mismo y para su personal, más el cuidado de los equinos”, destacó la diputada Alonso en los fundamentos de su proyecto.




Comentarios