El mandatario chaqueño se mostró preocupado por las consecuencias de la crisis financiera y de las medidas anunciadas desde Nación.


El gobernador del Chaco, Domingo Peppo, en diálogo con Radio Facundo Quiroga, hizo un análisis crudo sobre la actual situación económica a nivel nacional, sobre lo que genera la incertidumbre e inestabilidad de las finanzas públicas y sobre las consecuencias que generarán las medidas anunciadas en las últimas horas por el presidente Macri, relacionados con erogaciones salariales y quitas impositivas que, entendió, “podrían verse reflejadas en una caída de la recaudación y, por consiguiente, en la llegada de recursos coparticipables”.

“Sería un golpe mortal”, definió claramente si cae la coparticipación, ya que en los actuales niveles está destinada en un 95% al pago de salarios estatales. “Pero además, los movimientos en la cotización del dólar golpea en la capacidad adquisitiva de salarios y en los presupuestos oficiales de las obras públicas que están en marcha”, indicó Peppo, incluyendo en este listado a las defensas contra las inundaciones para el Barrio San Pedro Pescador, ubicado en la base del puente interprovincial “General Belgrano”, cuyo inicio de obra se dio hace sólo 3 dias.

Remarcó el rol del Estado para asumir las medidas posibles para frenar las peores consecuencias de esta crisis y mencionó el “convenio acordado este jueves con el Centro de Industriales Panaderos del Chaco para lanzar el denominado “Pan Social”, a partir de una serie de subsidios que asumirá el Estado chaqueño. Finalmente, el gobernador del Chaco admitió que “los objetivos firmados en el pacto fiscal firmado a fines del año pasado y que fue plasmado en los Presupuestos de la Provincia y la Nación, prácticamente están caídos, como consecuencia de esta fuerte devaluación de las últimas jornadas y de cara a los compromisos que deben afrontar desde el Estado”.




Comentarios