Tiene 20 años. No frenó ante el control de alcoholemia y luego regresó para apuntar a inspectores y policías. Fue detenido a las pocas cuadras.


En uno de los habituales controles de alcoholemia que lleva adelante el Municipio de Resistencia, junto a la Guardia Comunitaria y la Policía Caminera, se vivieron momentos de tensión cuando un sujeto a bordo de una motocicleta cruzó a gran velocidad por el control sin hacer caso a las señales de los uniformados. Minutos más tarde regresó al dispositivo y sacó de entre sus prendas un arma de fuego, apuntando al personal municipal El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, en avenida Sarmiento al 1100, donde se observó a un motociclista sin sistemas de luces encendidas, sin casco de seguridad reglamentario, a gran velocidad, a quien personal de la Dirección de Tránsito Municipal realizó señalizaciones manuales, lumínicas y sonoras para que detenga su marcha, y este haciendo caso omiso, se dio a la fuga del lugar por lo que personal policial realizó un seguimiento al mismo a distancia prudencial perdiéndolo de vista a escasos metros.

Posteriormente, transcurridos unos minutos, el motociclista regresó al lugar de control donde al aproximarse al mismo, extrajo de entre sus prendas de vestir un arma de fuego tipo revolver aparentemente, para luego apuntar a los empleados municipales que se encontraban presentes en el lugar; realizando amenazas verbales. Por este motivo se solicitó la colaboración vía radial de los móviles y motorizados en circulación, a fin de dar con el mismo. Rápidamente se pudo saber que por calles Pueyrredón y Mario Bandeo, un sujeto que circulaba a gran velocidad a bordo de una motocicleta, lugar en el cual perdió el control de dicho rodado cayendo a la cinta asfáltica. Al ser alcanzado se pudo comprobar que se trataba del mismo sujeto quien previamente había efectuado la amenaza a los uniformados.

La motocileta en la cual circulaba el iracundo joven que amenazó con un arma de fuego a los inspectores.

El ciudadano en cuestión, de 20 años de edad, fue examinado por el Galeno en turno, quien diagnosticó primer grado de intoxicación alcohólica. Luego fue trasladado hasta la Comisaría Duodécima por razones de jurisdicción y a los fines legales pertinentes. Al mismo tiempo, se procedió a realizar la retención del motovehículo en que se desplazaba siendo este, marca ZANELLA, modelo ZB, color negra, con dominio colocado, sin espejos retrovisores, en deteriorado estado de uso y conservación; la cual también fue entregada a Comisaría Duodécima.





Comentarios