"La ley de semillas es una herramienta que inexorablemente necesitan las economías regionales", ponderó el gobernador chaqueño resaltando el valor estratégico del algodón.


El gobernador Domingo Peppo recordó que la semana pasada tuvo una reunión con el ministro de Agroindustria de la Nación Miguel Etcheverre, a quien planteó las inquietudes de productores locales sobre la utilización de una semilla que no está aprobada en el país. Producto de este encuentro, el presidente del Instituto Nacional de Semillas (INASE), Raimundo Lavignolle llegó a Coronel Du Graty el pasado martes, en donde mantuvo una reunión con alrededor de 350 productores de Chaco y de Santiago del Estero como así también de distintos sectores de la cadena productiva algodonera y del INTA. Allí se informó que INASE continuará controlando las desmotadoras y semilleros, y que ante la presencia de eventos biotenológicos no aprobados, se va a sancionar.

Peppo pidió a la Nación avanzar hacia una nueva Ley de Semillas

“Desde el Chaco sostenemos nuestra postura de que la ley de semilla debe salir, con una perspectiva que beneficie a las economías regionales”, expresó el gobernador Peppo, al tiempo que recordó que la diputada nacional por Chaco, Elda Pértile, participó de los debates de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara Alta, llevando la posición provincial, realizada en base a consultas de productores chaqueños. “Nuestra posición es que se debe preservar el uso propio, y que debe estar garantizado el uso para los pueblos originarios y la agricultura familiar. La ley es para dar oportunidades a que todas las economías regionales se desarrollen y generen; y nuestra posición política es tener una mirada especial a nuestros pueblos originarios, nuestra agricultura familiar, y en los pequeños productores”, sostuvo el mandatario y añadió: “Nunca hablamos decreto de necesidad y urgencia”.




Comentarios