La sociedad pide medidas y acciones que resuelvan la problemática. Reflejan el caso de un menor de edad con numerosas causas y aprehensiones en Sáenz Peña.


Los innumerables conflictos con la ley de un menor de edad, de sólo 15 años, se transformó en el reflejo de la situación que atraviesa un segmento de esa franja etaria que se encuentra inmersa en permanente transgresión. Las causas que inciden son múltiples, pero hay una cuestión que obliga a quienes tienen responsabilidades a actuar de manera urgente: el reclamo de una sociedad que pide medidas y acciones que resuelvan la problemática, dicen los especialistas.

Numerosos conflictos con la ley Sólo 15 años y cuenta con innumerables caídas en casi todas las comisarías de la ciudad termal. Y vecinos del barrio donde vive el peligroso adolescente piden que la justicia tome cartas en el caso. Tras el último incidente, donde el reconocido adolescente a quien lo apodaron “C” fue encontrado por fuerzas policiales portando dos armas de fuego, con las que salía a cometer sus fechorías, la comunidad pide la urgente intervención del Juzgado del Menor y la Unidad de Protección Integral por el frondoso accionar delictivo del menor.

Sin embargo cuando las fuerzas policiales lograron localizar al menor este martes por la noche, con pedido de captura desde la Fiscalía 3 de Marcelo Soto, quien estaba en la vivienda de un familiar al momento que los uniformados iban a realizar la aprehensión del peligroso “C”, familiares y conocidos que estaban con él obstaculizaron el accionar policial y, por consiguiente, se produjeron algunos forcejeos y golpes para poder detener al menor.

La madre del menor realizó una denuncia en sede policial ya que consideró que los uniformados procedieron con demasiada violencia al momento de intentar detener al menor, que estaba junto con otros amigos, entre los cuales habría otro al que se lo ve comúnmente realizar sus andanzas.

Una decena de causas Con poco más de una decena de causas judiciales, el caso del menor está poniendo en jaque a la ciudadanía de la termal, pues las fuerzas policiales, luego de más de diez aprehensiones, no pueden más que retenerlo hasta que sus tutores pasan a retirarlo de las comisarías por las que recorrió.

Ante el alarmante caso de reincidencia, desde la Dirección de Zona Interior se envió hace unos días una serie de notas a la Fiscalía de Investigación Penal 1, como así también a la Unidad de Protección Integral y al Juzgado del Menor y la Familia de Sáenz Peña, a los fines de poner en conocimiento los numerosos ingresos a las distintas unidades policiales que tuvo el menor pidiendo la “urgente intervención, dada su minoría de edad”.

Según consta en la policía de esta ciudad, el menor tiene al menos 13 ingresos a las comisarías de la ciudad de Sáenz Peña por distintos hechos. Todos hechos ocurridos entre el 2018 y 2019. Algunas de esas causas están relacionados en su mayoría con robos con arma, pero también intervino en desórdenes y ebriedad en la vía pública y además ha tenido participación en un Supuesto Hurto, con arma de fuego. Tuvo tres ingresos en la División 911, seis en la Comisaría Segunda y cuatro en la Comisaría Tercera.

Demanda de políticas públicas “Así como está planteada la cuestión de legislación en la actualidad, lo poco que se hace o se hace judicialmente sumado a la falta de acciones en materia de reforzar políticas públicas preventivas para contener el accionar de este segmento de la sociedad, genera un cuadro realmente complejo que tiene a la sociedad como rehén”, opinaron integrantes de una ONG de la ciudad.

Esta —apuntaron— es una clara muestra de la carencia total de contención, tanto en el núcleo o entorno de este menor como también marca la ausencia del Estado en el desarrollo de políticas públicas que alienten a partir de un trabajo interdisciplinario para generar acciones que, por un lado, desalienten a los menores de incursionar en el marco del conflicto con la ley y, por otro, frene el ingreso de otros al mismo “submundo”.



Comentarios