Aunque no cobraron sus sueldos, los choferes aceptaron el compromiso de autoridades del nuevo Gobierno y de las empresas.


En la quinta jornada de paralización del transporte público de pasajeros para Resistencia y el Área Metropolitana, una extensa reunión logró destrabar el conflicto. El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Chaco, Raúl Abraham, confirmó que, aunque no cobraron sus salarios (condición que se expuso en todos los días ´previos como única posibilidad para levantar el paro), decidieron levantar la medida de fuerza “porque la Cámara de Empresas del Transporte Automotor del Chaco (Cetach) asumió un compromiso, como también las autoridades del nuevo gobierno provincial, para hacer las transferencias que se necesitan de los subsidios el próximo jueves 12 para cobrar lo que nos corresponde”.

Según trascendió, también influyó en esta decisión el hecho que las empresas se comprometieron a no realizar descuentos por los días de paro ni afectar los días de descanso por los días no trabajados en el marco de la medida de fuerza.

Además del mencionado Abraham, la reunión que destrabó el conflicto contó con la presencia del titular de la CETACH, Daniel Riquelme, y los futuros ministros de Infraestructura, Juan Manuel Carreras, y de Producción, Industria y Empleo, Sebastián Lifton, quienes juran en la tarde de este martes y llevaron el compromiso formal del gobernador Jorge Capitanich.

El servicio fue normalizándose a partir de las 15. Los gremialistas dejaron en claro que las medidas de fuerza pueden ser retomadas sin se incumple lo pactado en tiempo y forma.




Comentarios