La segunda jornada, suspendida el sábado por lluvia, resultó un éxito este lunes en el centro de Resistencia.


“El viernes tuvimos mucha gente que se acercó a donar cabello, telas y a acompañar. Pero lo de hoy lunes superó todas nuestras expectativas. Lo que el sábado no nos permitió la tormenta que cayó sobre Resistencia, se transformó en un desfile permanente de personas sensibilizadas con el tema y dispuestas a sumarse a nuestro trabajo que no tiene descansos”. De esta manera, la coordinadora del Voluntariado de Estética Oncológica explicó los resultados logrados con la segunda jornada de esta campaña.

Como se sabe, el Día Internacional del Cáncer Infantil se conmemora cada 15 de febrero para sensibilizar y concienciar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan niños y adolescentes junto a sus familias, ante un diagnóstico de esta naturaleza. Por esta conmemoración, se había organizado una doble jornada organizada por el Voluntariado de Estética Oncológica para que la comunidad de Resistencia se acerque a donar materia prima para la realización de pelucas y turbantes que luego se entregarán a los niños internados en la Sala de Oncología del Hospital Pediátrico “Avelino Castelán” de esta ciudad.

Los turbantes y pelucas son muy bien recibidos por los niños que tienen diagnóstico de cáncer.

El punto de encuentro fue la vereda de la firma Quain, uno de los comercios más tradicionales de Resistencia, en calle Julio A Roca 145. La movida solidaria fue apoyada justamente por la firma que cede el espacio de su vereda y por la empresa de comunicación “Medios y Estrategias”. “Las pelucas y en algunos casos, los turbantes – afirmó la coordinadora del Voluntariado– sirven para aminorar el impacto que la propia persona siente al mirarse al espejo cuando por efectos de la quimioterapia comienza a perder cabello. En ambos casos, tenemos profesionales que los confeccionan con sumo cuidado y asegurando el detalle de la suavidad de la tela utilizada para que realmente este regalo signifique una caricia al paciente. Más aún, en este caso que todo lo vamos a donar a los niños internados en la Sala de Oncología del Hospital Pediátrico”.

Este voluntariado habitualmente trabaja en el Hospital Perrando (que por ser el de mayor complejidad de la Provincia es quien recibe a enfermos de todo el Chaco), reuniéndose los lunes y los jueves para acompañar a los pacientes y familiares de este sector. En esta oportunidad, por la fecha de la conmemoración internacional, los esfuerzos estuvieron volcados íntegramente hacia los chicos del Hospital Pediátrico.




Comentarios