El secretario general del gremio se refirió al episodio en el que su hijo y nieto fueron baleados en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.


El titular de la delegación chaqueña Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Tiburcio Fernández, sostuvo que su hijo y nieto fueron atacados a balazos en Lomas de Zamora en “un intento de robo”, según informó un medio local.

En el episodio ocurrido ayer a la mañana en ese partido bonaerense fueron baleados Gabriel Fernández, de 30 años, también integrante de la comisión directiva de la Uocra delegación Chaco, quien estaba en un vehículo junto a su hijo de 17 años.

El mayor de los Fernández y jefe de la Uocra en esta provincia destacó que fue “un hecho aislado y fortuito que sorprendió al secretario de organización, quien fue víctima de un intento de robo en cercanías de su domicilio en Buenos Aires”,

sindicalista uocra

El sindicalista transmitió esa información por medio de un comunicado en el que sostuvo que sus familiares fueron “víctimas” de “la inseguridad que hoy aqueja a nuestra sociedad, donde además del robo, diariamente se pierden vidas valiosas en actos irresponsablemente vandálicos e inhumanos”.

El ataque ocurrió el lunes a la noche cuando Gabriel Fernández, secretario adjunto de obras de la filial Chaco de la Uocra, circulaba en una cupé BMW blanca por la localidad bonaerense Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, junto a un joven de 17 años y una joven de 24.

Según los investigadores, en el cruce de las calles Cosquín y Capitán Sarmiento, el BMW i351 fue interceptado por un automóvil Volkswagen Golf blanco del que bajaron al menos cuatro hombres armados que, sin mediar palabra, abrieron fuego contra el vehículo en el que viajaban las tres víctimas.

sindicalista uocra

Los agresores escaparon tras el ataque, mientras que Fernández sufrió un roce de bala en la cabeza y el joven resultó gravemente herido de seis impactos, dos en el tórax, uno en el brazo izquierdo, otro en el derecho y otros dos no especificados por las fuentes.

Los heridos fueron trasladados al hospital Gandulfo, donde Fernández fue asistido y estaba fuera de peligro pero el joven fue intervenido quirúrgicamente y ayer se encontraba en estado reservado por las lesiones ocasionadas por las múltiples heridas de bala.




Comentarios