Se trata de Pablo Carrizo, quien además era candidato a intendente por el partido Respeto, que tomó la decisión de separarlo de esa postulación.


Un verdadero escándalo se desató en la ciudad de Río Cuarto en las últimas horas y que tiene como protagonista a un exconcejal y candidato a intendente por el Partido Respecto, Pablo Carrizo.

Todo comenzó cuando su novia, Elsa Celluchi quien está embarazada, lo denunció por amenazas y golpes.

La víctima trasladó todo a la Justicia y una vez que fueron constatadas las lesiones que alegó que le había provocado, el fiscal que entiende en la causa, Daniel Miralles, decidió imputar a Carrizo por el delito de lesiones leves calificadas.

También se solicitó para el hombre una exclusión del hogar, una prohibición de acercamiento y se le asignó un botón antipánico para la mujer que accionó penalmente.

La situación se complicó aún más cuando Carrizo formuló otra denuncia en contra de su novia y el suegro.

Según su versión la mujer lo golpeó con su puño en el pecho y le tiró dos vasos.  Y agregó que el padre de su novia ingresó a su casa y le envenenó a la perra, según señala Puntal.com

Este martes, el partido que Carrizo representa, Respeto, decidió suspenderlo provisoriamente de esa fuerza política e iniciar un protocolo para determinar qué sucedió, como así también de contención para quien pudiera haber resultado víctima de violencia.

A partir de esa determinación, anunciaron que Carrizo no podrá ser candidato por ese espacio para las elecciones municipales de 2020.




Comentarios