El intendente hizo entrega de una placa realizada por personal del Taller Municipal de Cerámica.


Una emotiva ceremonia se realizó este viernes en el conocido Bar “Los Petroleros” ubicado en Avenida Kirchner 1640. La familia Kamann, propietaria y administradora de este local desde el año 1962 fue reconocida por el Municipio, a través del programa “Rescate 1900”.

Esta iniciativa, tiene por objetivo la divulgación y el reconocimiento público del patrimonio cultural que hace a la identidad de esta ciudad.

Se trata de un programa que en la actualidad encara la Dirección de Gestión Cultural de la Secretaría de Desarrollo Humano, tendiente a generar una serie de acciones concretas, periódicas y sustentables sobre los bienes culturales, arquitectura, objetos, personajes o relatos, que incluye a los antiguos pobladores y a las nuevas generaciones.

La ceremonia contó con la presencia de la esposa e hijos de Oscar Kamann, el intendente Roberto Giubetich, el secretario de Desarrollo Humano, Adriel Ramos, la directora de Gestión Cultural, Profesora Melisa López, la jefa del Departamento Patrimonio Cultural, Ángela Navarrete Leal, concejales, funcionarios y vecinos.

En la oportunidad, el intendente hizo entrega de una placa realizada por personal del Taller Municipal de Cerámica, mientras que el Secretario de Desarrollo Humano, Adriel Ramos y la directora de Gestión Cultural Prof. Melisa López hicieron entrega del Diploma correspondiente.

Al respecto, Ramos, destacó que “este programa tiene como objetivo poner en valor todo lo que hace al patrimonio tangible e intangible de nuestra capital. En este caso, el Bar “Los Petroleros” preserva nuestra historia y nuestra identidad, desde lo arquitectónico porque es una sede histórica, y desde lo intangible porque guardia memorias y objetos que también hacen a la historia de Río Gallegos. Felicitamos y reconocemos a la familia Kamann por mantener este bar en condiciones y permitirnos disfrutar de una parte de nuestro pasado fusionado con su actualidad”.

Sobre la historia de su fundador, Oscar Ulises Kamann recibió este local el 01 de abril de 1962, ubicado al lado del Hotel Mirasol, donde paraban muchos trabajadores de YPF y es por eso el nombre del Bar. Atendió a sus clientes durante la segunda mitad del siglo pasado y bien avanzado el siglo 21. En el año 2012 cumplió 50 años de permanencia ininterrumpida en la misma ubicación. Y hoy aun abre sus puertas a los vecinos de la ciudad.

La edificación pertenece a la típica arquitectura patagónica, que se caracteriza por la construcción con madera y chapa. Este local se mantiene cuidado por la Familia Kamann y administrado por Horacio Landaburo.





Comentarios