El gremio se solidarizó con los trabajadores y pide que se acrediten los sueldos del mes de agosto a la brevedad.


A casi cumplirse la primer quincena del mes de septiembre, los trabajadores del hospital “SAMIC” de El Calafate siguen a la espera para poder cobrar sus salarios correspondientes de agosto.

Todo indicaría, que al haber renunciado la administradora reciente, la institución hoy carece de la “firma” correspondiente, que habilite al banco, a realizar los depósitos en las cuentas sueldos de quienes las realizan prestaciones.

Es por esto, que los profesionales de la salud y el resto de sus compañeros tomaron la decisión en asamblea, de realizar un paro por tiempo indeterminado hasta tanto se acrediten los fondos correspondientes.

Desde APROSA, respaldaron la medida gremial y su continuidad, y piden que las autoridades ministeriales, tanto del gobierno provincial y nacional, regularicen esta situación para que los trabajadores puedan ver reflejado la acreditación de sus haberes. Esta situación-alertaron desde APROSA- no puede obedecer a la burocracia estatal siendo casi el 2020, y ambos gobiernos, deben materializar todos los esfuerzos a su alcance para normalizar el contexto laboral y social del nosocomio. “Los trabajadores no pueden quedar en el medio” y es vital que los responsables se pongan por encima de los problemas y busquen una salida urgente al conflicto, marcaron desde el gremio




Comentarios