Pablo Grasso hizo un repaso del estado en el que encontró en municipio, al que calificó de devastado.


El intendente de la ciudad, Pablo Grasso, dejó inaugurado este mañana, un nuevo periodo de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante Capitalino. En lo que fue su primer discurso frente al Cuerpo de ediles, los empleados de la Comuna y los vecinos de la ciudad, el mandatario hizo un repaso sobre la situación en la que se encontró al Municipio, pero principalmente sobre los avances realizados durante estos primeros meses y los proyectos que se encararán durante este ciclo para lograr la capital de provincia que los riogalleguenses merecen.

La sesión comenzó a las 10.45 horas el salón central del recinto. Grasso fue recibido por el presidente del HCD, Emilio Maldonado y por los presidentes de las bancadas, Wilson Flores y Leonardo Roquel. Lo acompañaban en el recinto el Ministro de Gobierno, Leandro Zuliani y el diputado por Municipio, Eloy Echazú, entre otros funcionarios. Maldonado le dio la bienvenida en nombre propio y de sus pares, tras lo cual el intendente se dirigió a los presentes.

En su discurso, el jefe comunal indicó que “recibió una ciudad devastada en muchos sentidos”, pero apuntó su discurso a plasmar “el camino que quiere recorrer para lograr una capital de provincia”.

El intendente Pablo Grasso ofreció su discurso en lo que fue la sesión inaugural del 72 período legislativo del Concejo Deliberante Capitalino. En la oportunidad, hizo un repaso del estado en el que encontró en municipio, al que calificó de “devastado”, en tanto sostuvo que había áreas sensibles se encontraban en un estado de abandono. En lo que han sido sus primeros meses de gestión, destacó los planes de limpieza urbana, programas como “Municipio Presente” o las Colonias de vacaciones.

Además, la recuperación de la Casa de la Juventud, la puesta en funciones del Natatorio Municipal y la apertura a la comunidad de los cenines y gimnasios. Habló del estado crítico en el que encontraron las cuentas municipales, pero resaltó que los niveles de recaudación que este trimestre superaron 48% a igual periodo del 2019. También habló de la recuperación de la flota municipal para el servicio de recolección, entre otros.

Anunció la apertura de un centro de operaciones municipales en la calle 38 para captar las demandas de los vecinos de los barrios de la zona Oeste y; la creación de una nueva Secretaría de Apoyo Urbano, cuyo objetivo será la asistencia y prevención de ciudadanos en materia de riesgo de su persona, sus bienes y sus derechos. Anunció que trabajará en conjunto con los legisladores por una nueva ley de coparticipación que permita actualizar los ingresos del Municipio, confiando en los datos que arroje el censo a realizarse durante este año.

También destacó el trabajo de su gabinete, integrado en un 70% por mujeres, no como una cuestión de género, sino de ideas, esfuerzo y compromiso. Para finalizar, instó a los concejales a discutir política y gestión, dejando de lado la hipocrecía.

Entre los puntos salientes de su discurso, habló del servicio de transporte público. “Revisamos el contrato de la gestión saliente con la empresa Maxia, situación en manos del departamento legal. Defenderemos los intereses de los vecinos para tener un sistema de transporte acorde a las necesidades de los vecinos”.

El intendente, sostuvo que tras la reunión con la gobernadora de la provincia y sus ministros, se procederá a “la remodelación de la terminal de colectivos que tanto estamos esperando”. En este camino, se trabajó en la regularización de deuda con las agencias y locales de la terminal”, avanzando en el cobro del canon por el mismo y el uso de terminal, impuesto ya existía.

HACIENDA

Sobre las finanzas municipales, el intendente informó que “en diciembre realizamos el arqueo de fondos y las cuentas tenían disponibles casi cinco millones de pesos y órdenes de pago inmediato por 200 millones, excluyendo las cajas de servicios sociales. Se certificó desde el 01 al 09 de diciembre un desembolso de 213 millones de pesos con celeridad llamativa. (…) En 2019 se comprometieron las finanzas en 40 millones de pesos en alquiler de maquinarias, demostrando una forma clara de facilitar negocios con empresarios locales, dilapidando el patrimonio municipal”.

“Encontramos decisiones administrativas que iban en contra de los intereses del municipio y en perjuicio de los riogalleguenses”, dijo haciendo alusión a la venta de terrenos para comprar maquinaria que nunca llegó al Municipio, adjudicaciones irregulares, etc. “En ese sentido, con el apoyo del empleado municipal, empezamos a poner el municipio de pie y hacer sustentable los recursos de la ciudad de manera responsable y equilibrada, con criterios técnicos y profesionales”.

Se refirió a los niveles de recaudación que este primer trimestre superaron por un 48% más a los de igual periodo en el 2019; “lo que da la certeza de ir por el camino correcto. Pero lejos estamos de poder equilibrar el déficit, el cual fue enmarcado por la gestión saliente de una manera falaz, proyectando como recurso 1000 millones de pesos provenientes de la provincia de manera reintegrable”.

“Pronto elevaremos el presupuesto para el presente ejercicio, que será hermanado en una política de austeridad y saneamiento, expresando la real situación económica del municipio. Esto es una deuda de 3000 millones con la Caja de Previsión Social y 1200 millones con la Caja de Servicios Sociales, situación histórica que solo se podrá corregir si se discute un nuevo esquema de coparticipación. Pediremos que se modifique la distribución primaria y pugnaremos por un mayor coeficiente en la distribución secundaria”.

También anunció que trabajará en conjunto con los legisladores por una nueva ley de coparticipación que permita actualizar los ingresos del Municipio, confiando en los datos que arroje el censo a realizarse durante este año. “Somos muchos más que 97.000 vecinos censados en el 2010, y el 29.8 es insuficiente”.

Por último, a cada uno de los concejales “le deseo éxito en su gestión; la demagogia la pueden tener, pero a nosotros nos condena la historia. Lo que opinan con la boca deben sostenerlo con el lomo. Eso es la política. Vamos a discutir política y gestión. Trabajaremos por una capital provincia, una ciudad que nos contenga y no le tenga miedo al debate. Discutamos. La diversidad es fundamental para el crecimiento. No le tengamos miedo a los reproches. Cuando recorran, acompañen al empleado municipal, que hace cuatro años que los abandonaron. Estamos acá para una ciudad mejor y un empleado de categoría; la ciudad que todos nos merecemos”, concluyó.




Comentarios