Dijo que su área hace esfuerzos para dar con el responsable de la bala perdida, y aprovechó a criticar a los magistrados por las resoluciones que toman en casos de abuso de armas.


Después del bala perdida que recibió Benjamín Biñale, el niño de 8 años herido en el club Pablo VI que lucha por su vida en el Hospital Vilela, el ministro Maximiliano Pullaro dijo que se hace un gran esfuerzo para dar con los responsables del disparo y volvió a apuntar a la justicia.

Aunque el funcionario no pudo dar cuenta de ningún avance en el reconocimiento de los sospechosos, pidió a la Justicia “que cuando nuestra Policía de con la persona que cometió este delito esté a la altura de la circunstancias”.

Pedimos que las eventuales imputaciones no sean menores como vemos que ocurre en los caso de abuso de arma que vemos día a día”, consideró el funcionario de Miguel Lifschitz en torno a las medidas que se toman en las audiencias por parte de algunos magistrados.

Mientras el nene continúa internado, el presidente del club Pablo VI conde ocurrió el hecho Edgardo Ciamboti, sostuvo que una de las hipótesis que se maneja es que el tiró que hirió a Benjamín puede haber salido de barras de Newell’s que se encontraban en la zona.

Según el dirigente, escuchó la versión en una de las veces que fue a la policía, requerido por la investigación del caso.

Como consecuencia del episodio, la Asociación Rosarina de Fútbol (ARF) suspendió todas las actividades deportivas previstas para este fin de semana, en repudio al ataque sufrido por el nene





Comentarios