Afirman que dos personas insultaron a los dirigentes mientras el patrullero de custodia se había retirado.


El segundo día de la suspensión del titular del Sindicato de Peones de Taxis concluyó con una denuncia por amenazas hacia las autoridades gremiales este martes. Los dirigentes acusaron a dos personas que hicieron ademanes como si estuvieran armadas frente a la entidad.

Luego de que tomaran estado público los delitos atribuidos a Horacio Boix, fuentes policiales informaron que el secretario adjunto Horacio Gianotti fue increpado en la puerta del edificio de calle Salta pasadas las 20.30. “Acá va a haber corcho“, exclamó uno de los sospechosos antes de huir hacia el este y doblar por Ovidio Lagos.

“El móvil tuvo que retirarse unos minutos. Se ve que estaban esperando el momento“, comentó el representante de los choferes sobre la presencia del patrullero. Aunque confirmó que recibió mensajes de texto casi en simultáneo de parte de Boix, relativizó el peso de los mismos y consideró que fueron enviados en “tono burlón y ofensivo”. Sin embargo las capturas de pantalla del teléfono ya fueron puestas a disposición de la Justicia para esclarecer el episodio.

El sindicalista que reemplaza al ex secretario general afirmó ante la consulta de LT8 que no tiene “ninguna duda” sobre la relación entre las amenazas y el recambio en la conducción. Al respecto, aseguró: “Sabíamos que esto iba a ocurrir, así que no nos sorprende, pero yo creo que esto va a ir mermando”.




Comentarios