De la irrupción participaron peritos contables luego que la comisión directiva del gremio aportara más datos para incriminar al desplazado secretario general.


Los integrantes de la comisión directiva del Sindicato de Peones de Taxis que se encuentran custodiando la sede tras el desplazamiento del titular del gremio, Horacio Boix, recibieron este lunes una comitiva de la Policía de Investigaciones (PDI) en el marco de un allanamiento ordenado por el fiscal que investiga los desmanejos en los que habría incurrido el secretario general de la institución.

Según confirmó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), desde media mañana se realizaba el allanamiento por orden del fiscal David Carizza en búsqueda de documentación de interés para la causa por malversación de fondos en la que fue denunciado Boix por sus propios compañeros de la conducción del sindicato.

Consignaron los voceros del MPA que el allanamiento llegó luego de una serie de reuniones con peritos contables la semana pasada para coordinar las acciones a tomar tras la exposición de los integrantes del comité directivo.

Los denunciantes, además, la semana pasada ratificaron la denuncia y aportaron nuevas pruebas que complican al sindicalista removido. De hecho el secretario adjunto del gremio, Horacio Gianotti, habló de facturas de servicios a nombre de allegados a Boix abonadas con dinero de la institución, entre otras acusaciones.

Boix fue notificado de su desplazamiento hace una semana, un día después de protagonizar un choque cuando manejaba un Audi A7 propiedad del sindicato.




Comentarios