El grupo de choferes cortó la calle por la tarde y denunció que el secretario general fue "mal suspendido".


Un grupo de choferes organizó este lunes una breve protesta frente al Sindicato de Peones de Taxis para apoyar a Horacio Boix tras ser desplazado como titular de la entidad. “Tienen que hacer una reunión completa para que en mayoría se lo pueda suspender”, argumentaron.

Uno de los manifestantes que se presentó como revisor de cuentas del gremio argumentó que la medida interna no se tramitó debidamente y anticipó un reclamo a través de carta documento para dar marcha atrás. “Esto se tenía que hacer con todos los miembros de comisión directiva y acá se juntaron cinco o seis“, afirmó.

Luego de la concentración que incluyó un corte de tránsito sobre Salta y Riccheri, el secretario adjunto Horacio Yannotti desmintió las declaraciones a Radio 2 y aseguró que la suspensión salió por “unanimidad”. El dirigente que fue víctima de amenazas anónimas también fue blanco de las críticas de parte de los trabajadores que acudieron a la sede, quienes lo tildaron de “traidor”.

“En ningún momento aspiramos al sillón de Boix, él nos empujó a esto. Vinimos mucho tiempo trabajándolo y veíamos que la situación iba empeorando”, explicó el actual encargado de la conducción del gremio a partir de la investigación sobre malversación de fondos.




Comentarios