Los empleados del efector advierten que están expuestos a arrebatos cada vez que ingresan o salen de allí.


Parte del personal del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) decidió salir a la calle este martes para denunciar la falta de seguridad en la zona y los frecuentes robos cerca de Avenida Pellegrini. Aunque hicieron los reclamos correspondientes para contar con mayor custodia, aseguran que todavía no hubo refuerzos en la vigilancia.

“Venimos a trabajar con miedo y andamos mirando con 20 ojos cuando salimos“, se lamentó una de las empleadas que se manifestó cerca de la puerta de entrada por Vera Mujica. Luego de reunirse con sus compañeros, Yanina planteó que necesitan “más recursos policiales” disponibles cerca del centro de salud. Así pidió puntualmente controles vehiculares ante la recurrencia de los asaltos por parte de motociclistas.

Los trabajadores advirtieron que hubo “cuatro robos en un mes” en uno de los servicios. A modo de ejemplo, recordaron ante la consulta de LT8 que a un médico lo sorprendieron cuando subía a su auto dentro del estacionamiento. No obstante, aclararon que puertas adentro del establecimiento “no hay ningún problema”.

“Alrededor no hay nadie que nos cuide”, insistió Andrea, otra de las empleadas que se sumó al reclamo en el que finalmente desistieron de cortar el tránsito. Durante la protesta reconocieron que la problemática no es exclusiva de quienes ingresan o salen del Heca​ y esperan nuevas medidas preventivas.




Comentarios