Ocurrió en el cruce de las rutas 10 y 11 en 2017. El chofer tenía 1.16 gramos de alcohol en sangre.


Fiscalía pidió 22 años de prisión para el conductor que en estado de ebriedad envistió con su camión a Jonatan Gardini causándole la muerte. El hecho ocurrió el 30 de marzo de 2017 a las 4:30 en la intersección de las rutas 10 y 11 donde se realizaba un piquete dispuesto por la CGT.

Durante el juicio, que inició este martes, se intentará demostrar que Cristián Adrián Socias, que se encontraba manejando su camión tipo cisterna bajo los efectos del alcohol, al encontrarse por segunda vez con la protesta decidió enfrentar a los manifestantes arrollando al trabajador del sindicato de vigiladores de San Lorenzo.

El vigilador Jonathan Gardini falleció en San Lorenzo luego de ser atropellado por un camionero que atravesó un piquete.

Según los testigos, el hombre de 26 años se bajó del vehículo, los amenazó con embestirlos y finalmente lo hizo. El chofer primero tomó la ruta 11 hacia el sur, dobló en U y se lanzó en carrera contra las personas atropellando a Gardin.

Gendarmería Nacional le disparó a los neumáticos del camión para detener su huida y el conductor pudo ser detenido. Incluso en una instancia posterior el acusado quiso darse a la fuga a pie e intentó esconderse entre otros vehículos que estaban en el lugar. Los manifestantes furiosos por lo ocurrido, prendieron fuego el camión.

Socias es juzgado por el delito de homicidio simple en calidad de autor, solicitando la Fiscalía la pena de 22 años de prisión efectiva.

Gardini tenía 38 años, era padre de cuatro hijos y pertenecía al Sindicato de Único de la Vigilancia Privada. Vivía en Granadero Baigorria donde familiares y amigos realizaron distintas marchas y concentraciones para pedir Justicia.




Comentarios