El juicio oral y público, en el que están acusados por graves crímenes de lesa humanidad diez ex represores, lleva más de un año de proceso.


Este miércoles comienzan los alegatos en la causa Feced, en la que se investiga a una parte de la patota que actuó durante la dictadura en el ex Servicio de Informaciones de la Policía de Santa Fe. El juicio oral y público, en el que están acusados por graves crímenes de lesa humanidad diez ex represores, lleva más de un año de proceso.

El juicio se inició en abril de 2018 y se encamina hacia sus tramos finales. Este miércoles será el turno del alegato de Nadia Schujman, abogada de la agrupación Hijos e hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (Hijos).

En el proceso, llevado adelante por el Tribunal Oral Federal N°2 de Rosario están imputados, por diferentes delitos como secuestros, tormentos, homicidios y desapariciones, los ex agentes Eduardo Dougour, Julio Fermoselle, Ramón Telmo Alcides Ibarra, José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, Lucio César Nast, Ovidio Marcelo Olazagoitía, José Carlos Antonio Scortechini, Ernesto Vallejo, Ramón Rito Vergara y Héctor Gianola.

Los ex represores son parte de la patota que operó, al mando del fallecido comandante de Gendarmería Agustín Feced –de allí el nombre de la causa Feced–, en el centro clandestino de detención que funcionó en el ex Servicio de Informaciones de la Jefatura de la Policía de Santa Fe, ubicado en la esquina de San Lorenzo y Dorrego de la ciudad de Rosario.




Comentarios