Los titulares de Química Cloretil se comprometieron a pagar lo adeudado y a cambio los trabajadores levantaron la medida de fuerza.


Hubo un principio de acuerdo en Química Cloretil, la empresa de Puerto General San Martín en la que se había desatado un conflicto con los trabajadores que había derivado en un paro de actividades.

Representantes de la empresa y el gremio químico de San Lorenzo acordaron una conciliación voluntaria en el Ministerio de Trabajo provincial, lo que implica que se dejan sin efecto los despidos mientras dure la conciliación.

“Por su parte los trabajadores levantaron las medidas de acción directa por el mismo lapso”, señaló Julio Barroso, secretario general del sindicato del cordón industrial.

En el acta de audiencia, la empresa se comprometió a abonar la quincena adeudada de agosto. Las partes se reunirán el próximo martes para encontrar un acuerdo que asegure la continuidad de la empresa y las fuentes de trabajo, junto a una regularización de lo adeudado por los retroactivos acordados en la paritaria nacional a finales del mes de julio de este año.




Comentarios