A la parálisis de inversiones privadas se le sumaron los recortes en obra pública por la crisis y el cambio de gobierno.


La fuerte crisis económica y los conflictos por la sucesión en el Gobierno provincial provocaron un drástico recorte en la obra pública, que se plegó al parate que ya arrastraba la construcción privada. Esto derivó en una crítica situación para obreros, y desde la Uocra ya avisan que podrían producirse masivos despidos.

La Uocra alerta sobre una ola de despidos en el sector de la construcción

“Frenan las licitaciones y las obras en ejecución, nosotros vemos que habrá despidos en masa de todos los trabajadores de la construcción”, sostuvo Sixto Irrazábal, referente de la Uocra local en una conferencia de prensa que brindó el gremio este jueves.

El sindicalista consideró que la decisión del gobernador, Miguel Lifschitz, y del electo, Omar Perotti, de no asumir grandes compromisos financieros en materia de adjudicaciones de obra pública “golpea a los trabajadores”.

La nota de la comisión de transición acerca sobre próximas adjudicaciones (UOCRA)

En este sentido, advirtió que más de 10 mil trabajadores pueden perder sus puestos, ya que a la falta de adjudicaciones nuevas, se suman las parálisis de algunas obras como la del Hospital de Rafaela, así como otras que iban a comenzar y quedaron a la espera de la asunción del nuevo mandatario.

Por caso en Rosario, unos 40 operarios quedarán sin trabajo por la ralentización de la ejecución de avenida Sorrento. La situación se asemeja a lo que ocurre en el ámbito privado: “Si una obra requiere de 12 trabajadores, contratan seis”, graficó y pidió una reunión entre empresarios, funcionarios y sindicato.




Comentarios