Fue en el marco de operativos de control realizados entre el lunes y viernes por personal policial y de Tránsito.


Más de un centenar de vehículos fueron remitidos al corralón por diversas faltas, en operativos realizados por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal y el Ministerio de Seguridad provincial durante la última semana.

Las intervenciones se efectuaron entre el lunes 14 de octubre y el viernes 18 de octubre, y permitieron el traslado de 136 vehículos al depósito municipal desde zonas en las que los vecinos habían solicitado medidas de prevención y promoción de condiciones seguras.

De acuerdo a lo que explicó el secretario de Control, Guillermo Turrín, los procedimientos sorpresivos tuvieron lugar desde la tarde y se extendieron hasta la madrugada de cada jornada.

“Sostenemos nuestra presencia junto a las fuerzas policiales atentos a los requerimientos de vecinos y vecinas de los distintos barrios de Rosario. Es por eso que los agentes desarrollan acciones relacionadas a la seguridad vial como también a lo referente a la comisión de delitos, a fin de promover condiciones de seguridad y convivencia urbana”, indicó.

En este sentido, las intervenciones cuentan con dos instancias: el control municipal en el que se requiere la documentación del vehículo y se verifica la presencia de elementos y medidas de seguridad reglamentarias, como, por ejemplo, la tenencia de casco y la chapa patente, así como también, la titularidad del rodado y si están vigentes pedidos de captura policial.

Por otra parte, los efectivos policiales se encargan de identificar a conductores y acompañantes y fiscalizar cuestiones relacionadas con armas de fuego y drogas.




Comentarios