El secretario general Horacio Yannotti dijo que su antecesor "está juntando personajes" para "tomar el sindicato".


La puja interna del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario recrudeció esta semana a poco de cumplirse 100 días desde la salida de Horacio Boix como su titular. Su reemplazante Horacio Yannotti lo acusó de querer “tomar” la sede y confirmó que la asamblea en la que lo expulsaron fue declarada nula.

“Hemos tenido una amenaza nueva en la que le informa a uno de nuestros compañeros de comisión directiva que está juntando personajes para ir a tomar el sindicato“, afirmó el actual secretario general sobre su antecesor. A esto agregó que dichos mensajes ya fueron entregados al fiscal a cargo de investigar al dirigente por administración fraudulenta.

Respecto de la disputa legal por la conducción del gremio, Yannotti se quejó de la impugnación firmada por “un funcionario que después tomó cargo como diputado del PRO” y aseguró que el mismo desconoce “absolutamente la realidad” de la entidad. No obstante, aclaró que “no hay acefalía” y que podrían convocar nuevamente a los afiliados o dictar una nueva suspensión por 45 días.

A Boix no le ha caído la ficha de que ya no tiene más nada que ver con el sindicato”, afirmó el secretario general de la institución en un reportaje con LT8. Finalmente confirmó que este sábado tienen previsto realizar una asamblea y pidió que se mantenga la custodia policial frente a las oficinas de Salta al 2800 para prevenir incidentes.




Comentarios