Les exigía dinero para mejorarle la situación procesal a los arrestados. También se quedaba con elementos secuestrados.


Fue condenado a tres años de prisión condicional y seis de inhabilitación especial, y al pago de una multa de $30 mil, un secretario de actuaciones de una subcomisaría rosarina, acusado de haberse quedado con elementos de secuestros y haber extorsionado a familiares de detenidos.

A través de videoconferencia, el juez de Primera Instancia Mariano Aliau resolvió homologar el procedimiento abreviado condenando a Jonatan Matías Pascual de 29 años por los delitos de Concusión, Falsedad ideológica agravada por la condición de funcionario público en función e Incumplimiento de los deberes públicos, todos ellos en concurso real, en grado consumado y en carácter de autor.

La fiscal Paola Aguirre, de la Unidad de Violencia Institucional, le atribuyó el hecho ocurrido el 3 de febrero de este año entre las 18.10 y las 19, cuando el imputado retuvo indebidamente un secuestro y no lo consignó en el acta de procedimiento correspondiente. Además, requirió una suma de dinero al familiar de un detenido, a fin de mejorar la situación procesal.

Todo esto en el contexto de un procedimiento llevado a cabo en la Comisaria 10°, donde se procedió a aprehender a dos personas por el robo de una bicicleta. Ese mismo día, en calle Darragueira al 1100, el imputado le demandó la suma de $10.000 a la madre de uno de los individuos previamente mencionados, para la recuperación de un celular secuestrado en el procedimiento realizado por personal policial.

Por último, se le imputa el haber insertado falsas declaraciones en el acta de procedimiento del día 3 de febrero del 2020, al no mencionar el secuestro del celular mencionado.

El cumplimiento de la pena será condicional con reglas de conducta por el plazo de tres años: a) Fijar domicilio, b) Someterse a la Dirección de Asistencia Pos Penitenciaria, c) Abstenerse del uso de estupefacientes y el abuso de bebidas alcohólicas.




Comentarios