Fue el juez federal de Paraná, Daniel Edgardo Alonso, quien firmó una cautelar que no permite los focos para renovar pasturas en el humedal.


Aunque la cuestión está en el control para que no se produzcan focos de incendio en las islas entrerrianos que tornan el aire irrespirable en Rosario, la Justicia federal avanzó en las últimas horas en un fallo que beneficia a quienes viven en la Cuna de la Bandera.

Puntualmente se trata de una medida cautelar que firmó el juez federal de Paraná, Daniel Edgardo Alonso, y que establece la prohibición de la quema de pastizales y la construcción de diques y terraplenes de cualquier naturaleza o realización de actividades que pongan en riesgo el ecosistema.

La demanda fue interpuesta por las asociaciones civiles Cuenca Río Paraná y Foro Medio Ambiental contra un grupo de propietarios y arrendatarios por “el daño al ambiente y la salud pública” generados por la quema de 25.000 hectáreas en las islas del Delta del río Paraná.

“El juez dispuso una prohibición absoluta a todas las acciones humanas que puedan alterar el medio ambiente haciendo foco en los incendios y en la preservación de los humedales de las islas”, dijo a Télam el abogado de la asociación civil Foro Medio Ambiental, Fabian Maggi.

En esa línea, remarcó que “la medida es más abarcativa, no solo ordena prevenir todo tipo de incendios, sino que también prohíbe de manera absoluta la construcción de canalizaciones y terraplenes utilizados para distintas explotaciones económicas de la zona de islas”.

“Celebramos todas las medidas que diseñó el juzgado para hacer efectiva la resolución judicial, porque fueron acompañadas de una serie de órdenes para Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina e incluso para los gobiernos de Entre Ríos y la municipalidad de Victoria, que apuntan a que los controles se lleven a cabo”, explicó el abogado.

En ese sentido, destacó: “El juez indica en la medida cautelar que si hay transporte de maquinarias utilizadas para hacer canalizaciones o terraplenes en la zona de islas, las autoridades ya están facultadas para intervenir impidiendo su utilización y transporte”.

Esto implica la protección de todo el humedal de la zona de islas y no solo para la zona comprendida por la demanda original que abarcaba unas 25 mil hectáreas en las que se registraron quemas de pastizales en los últimos meses.




Comentarios