Lo planteado por la edila conmovió a colegas en el Concejo Municipal de Rosario.


Me costó treinta y pico de años poder decir que sufrí abuso infantil intrafamiliar”. Así comenzó su intervención en el recinto de sesiones del Palacio Vasallo la concejala Ana Laura Martínez, que se animó a relatar una situación que vivió con un primo.

El testimonio de la edila no tardó en replicarse en redes sociales como muestra de lo traumático que puede ser para un niño una situación de abuso. Lo dicho por Martínez, que quedó registrado en la grabación en video de la sesión de este jueves en el Concejo, fue hecho en el marco de la aprobación por unanimidad del Protocolo de Actuación ante Situaciones de Violencia de Género en el Ámbito de la Administración Pública Municipal.

“No quiero que esto le pase a ninguno de los hijos de esta hermosísima ciudad”, planteó la concejala de Juntos por el Cambio al relatar que con solo 9 años debió enfrentar el asedio de forma constante de un primo.

El protocolo aprobado, define parámetros para denunciar de forma cuidada y respetada situaciones de violencia de género que pueda existir dentro de la administración municipal. Situaciones de ése tipo ya se han denunciado e investigado, aunque ahora la guía de procedimiento permite avanzar en la problemática sin re victimizar a la mujer.




Comentarios