El dato se desprende de un relevamiento de las consultoras D'Alessio IROL y Berensztein. El grueso de los consultados está a favor de la "nueva normalidad" con menos restricciones.


No hay dudas en torno a que la pandemia de coronavirus delineó una nueva cotidianidad que excede cualquier normativa que pueden determinar los estados. No hay nadie que sea indiferente a los cuidados que son necesarios adoptar, aunque son diversas las posturas respecto de las políticas sanitarias que han bajado al terreno los gobiernos. Una medición realizada a rosarinos mayores de 18 años por las consultoras D´Alessio IROL y Berensztein durante el mes de julio en alianza con Vía País, permite aproximarnos a la opinión de quienes debieron adaptarse a los parámetros de un 2020 inédito.

Del relevamiento -que compartimos en parte con las infografías que se vuelcan a continuación- se desprenden datos llamativos. Como que el 68 por ciento de los encuestados no tuvo que adaptarse al teletrabajo, y de los que sí lo hicieron, más de la mitad rechazan dicha modalidad y prefieren regresar a la oficina.

D’Alessio IROL y Berensztein/Vía País.

Si bien prima la presencialidad entre los rosarinos relevados, se detecta una nueva normalidad en el ámbito laboral al analizar que casi el 90 por ciento indica que su lugar de trabajo ha sufrido cambios a causa de la pandemia. Entre las medidas adoptadas se imponen los protocolos de desinfección y el uso obligatorio de barbijos, replicando las decisiones tomadas a nivel nacional para el control en las calles y hogares.

D’Alessio IROL y Berensztein/Vía País.

Otra arista llamativa, que replica la contundente merma que exponen desde el Municipio en el uso del transporte, se da en la movilidad desde y hacia los sitios de trabajo. Seis de cada diez rosarinas optan por la movilidad propia para llegar al puesto de empleo, dentro de las cuales se destaca el auto o moto (26%), seguidos por la caminata (24%). El transporte público, modo que supone la mayor acumulación de gente, es la opción tomada solo por la quinta parte. Solamente un 5% cuenta con transporte provisto por la empresa y un 2% trabaja desde el hogar.

D’Alessio IROL y Berensztein/Vía País.

Nadie dispuesto a bajar de fase

Pese a que en la Cuna de la Bandera la curva de contagios está en alza y autoridades locales hablan de un “constante monitoreo” de las actividades habilitadas para analizar la posibilidad de establecer restricciones que permitan morigerar la curva de avance del COVID-19, la mayoría de los rosarinos muestra seguridad ante la idea de ingresar a la fase de la “nueva normalidad”, si bien son conscientes de la importancia de mantener los cuidados y resguardos necesarios para evitar el contagio, el cual siguen viendo como una posibilidad latente.

D’Alessio IROL y Berensztein/Vía País.

De hecho del relevamiento se desprende que el coronavirus está lejos de ser un tema superado en la población consultada. El 94 por ciento señala que sigue informándose acerca de las últimas noticias, con una gran proporción que está pendiente tanto de las novedades locales como de las nacionales.




Comentarios