Un hombre de 89 años entregó u$s900, $55 mil y gran cantidad de joyas de oro a delincuentes que lo estafaron.


Un nuevo caso del “cuento del tío” tuvo lugar en Rosario y como protagonista, otra vez, a un anciano. La víctima, de 89 años, entregó casi $200 mil a desconocidos que lo advirtieron sobre la presunta llegada de un nuevo corralito.

Una joven lo llamó haciéndose pasar por su nieta y le pidió que le entregara todo el dinero y elementos de valor a un supuesto empleado bancario que pasaría por su departamento de 9 de Julio al 1200.

El hombre se apuró en reunir u$s900, $55 mil y numerosas joyas de oro con un gran valor comercial y mayor afectivo. Entre ellas se contaban 11 pulseras, 12 anillos, una cadenita, un reloj de oro, dos medallas del mismo material, aritos y pendientes.

Momentos después, pasó el delincuente a retirar el botín y el anciano cayó en la cuenta que había sido estafado. Su familia realizó la denuncia correspondiente.




Comentarios