La Policía detuvo al acusado luego de la denuncia sobre el asalto a mano armada en un minimarket de la zona.


Un intento de robo en el centro rosarino terminó este domingo una paliza al acusado por el episodio. Al supuesto delincuente le pegaron entre varias personas y quedó semidesnudo mientras lo retenían a la espera de la Policía para esclarecer el hecho.

Fuentes oficiales informaron que el hombre de 38 años fue reducido frente a un local gastronómico en la esquina de España y Zeballos. Según la denuncia previa, había ingresado armado a un minimarket cercano para amenazar a los presentes.

Cuando los agentes de la Brigada de Orden Urbano (BOU) llegaron al lugar, secuestraron un revólver calibre 32. El sospechoso estaba desnudo de la cintura para abajo y otro sujeto lo mantenía recostado boca abajo con su rodilla sobre la espalda. Tenía el rostro ensangrentado y se pidió la intervención de médicos del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) para hacerle las curaciones correspondientes y también atendieron a la víctima del robo.

En cuanto a lo que había ocurrido antes, el detenido había exhibido el arma de fuego dentro del negocio donde se produjo el asalto. De allí se llevó teléfonos celulares y la recaudación, pero transeúntes lo frenaron cuando trataba de huir. Finalmente quedó bajo arresto en la Comisaría 2° a la espera de la intervención de la Justicia.




Comentarios