"Los problemas que tenemos no los podés abordar con una policía anticuada como esta", advierten desde la Provincia.


El Ministerio de Seguridad de Santa Fe anunció este jueves el inicio de una prueba piloto para frenar la violencia y el delito en Rosario. El dispositivo multiagencial también se implementará en barrios de la ciudad capital e incluye a los municipios para garantizar la presencia “integral” del Estado en los barrios más conflictivos.

Desde la cartera provincial apuntaron que el plan Incluir se aplicará por primera vez en Nuevo Alberdi. Luego del despliegue policial, el viernes se sumará personal del área de Desarrollo Social y otras reparticiones para ajustar la modalidad de trabajo que pretenden replicar más adelante.

El secretario de Seguridad Pública, Germán Montenegro, apuntó que la intervención con otros actores gubernamentales “es la única manera” de abordar la crisis actual en los sectores más vulnerables. Al mismo tiempo ponderó el impacto que tuvo anteriormente el plan Abre durante la gestión del Frente Progresista y recordó que la adminsitración actual decidió robustecer ese proyecto con presupuesto propio a partir de 2021.

En un reportaje con Radio 2, el funcionario añadió que es urgente la reforma institucional de las fuerzas provinciales. “A la policía que conducimos se le acabó la nafta, es un modelo que ya no tiene posibilidad de ser mejorado. Los problemas que tenemos no los podés abordar con una policía anticuada como esta”, aseveró.




Comentarios