Denuncian que el Ejecutivo nacional no le renovó contrato a la última abogada que quedaba en Rosario.


La agrupación H.I.J.O.S. denunció este jueves el “vaciamiento” de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y puntualizó que actualmente ya el Estado se quedó sin abogados querellantes en las causas locales vinculadas a la represión durante la Dictadura.

Organizaciones no gubernamentales argumentaron que los responsables de la cartera decidieron no renovarle el contrato a Natalia Moyano, la última persona que quedaba en funciones como parte del equipo legal que seguía los expedientes sobre delitos de lesa humanidad en Rosario.

A través de un comunicado, voceros vinculados a las agrupaciones consideraron que la Casa Rosada avanzó así en el mismo sentido en el que lo había hecho en junio, cuando despidió a Santiago Bereciartúa en una medida que tuvo “un claro contenido político”.

Ambos letrados trabajan con H.I.J.O.S. y Abuelas Rosario. En relación al cese de sus actividades en torno a los procesos por delitos de lesa humanidad, recordaron que la medida “adquiere una mayor gravedad ante el próximo inicio de los juicios Klotzman y Feced III, pautado para las primeras semanas de marzo”.




Comentarios