Este jueves imputaron a dos personas de La Rioja y San Juan y se suman a la lista de mayores de edad que están vinculados por la justicia a intimidaciones contra referentes políticos e institucionales rosarinos.


Por nuevas amenazas que recibieron militantes de derechos humanos y referentes políticos rosarinos en grupos de WhatsApp, este jueves imputaron a dos personas de La Rioja y San Juan y se suman a la lista de mayores de edad que están vinculados por la justicia a intimidaciones.

“Con éstos, se van completando los autores materiales de las amenazas que partían desde su teléfonos celulares”, dijo Nadia Schujman, abogada de Hijos y querellante en la causa. Entre los nuevos imputados, uno de 20 y otro de 22 años, surgieron mensajes como “sabemos dónde viven todos” y fotos de un Ford Falcon verde con el mensaje: “Los estamos yendo a buscar”.

Se trata de hechos de amenazas sistemáticas a fiscales, políticos, militantes de agrupaciones de derechos humanos, abogados querellantes de juicios por delitos de lesa humanidad y demás víctimas, agregándolos a grupos de Whatsapp desde sus celulares.

La investigación por las intimidaciones que recibieron dirigentes de derechos humanos a través de grupos de whatsapp comenzó a fines de marzo pasado, cuando la abogada Nadia Schujman presentó ante el fiscal Gustavo Ponce Asahad una denuncia de un grupo de querellantes y víctimas de la dictadura, concejales, diputados, funcionarios, gremialistas y referentes estudiantiles. A través de teléfonos celulares que iban cambiando de número alguien creaba grupos de whatsapp (que superaban los 200 contactos) con los números telefónicos de las víctimas para hostigarlas y amedrentarlas, especialmente después de la masiva marcha por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, el 24 de ese mes.

Desde Fiscalía lamentaron que el juez Alejandro Negroni les haya dado la libertad con restricciones.




Comentarios