Los pasajeros fueron interceptados en zona norte y se resistieron tras un fallido intento de fuga.


Un patrullaje de rutina en la zona norte rosarina derivó este martes por la madrugada en un conflictivo operativo para arrestar a pasajeros de un taxi mientras llevaban droga e incluso armas blancas.

El chofer del vehículo aseguró que desconocía a los sospechosos y puso a disposición la mochila que una de las personas involucradas había dejado a bordo de su auto mientras se resistían al arresto en inmediaciones de Miller y Ghiraldo.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe detallaron que el Fiat Siena estaba detenido cerca de esa esquina cuando uno de los acusados intentó refugiarse en una vivienda cercana para huir de los uniformados. Ángel V. fue detenido en la vereda y le secuestraron una navaja escondida entre su ropa, pero el procedimiento no terminó allí.

La PDI intervino ante el hallazgo de estupefacientes. (@minsegsf)

Mientras el muchacho de 30 años se encontraba en custodia del personal del Comando Radioeléctrico, otro hombre de 35 salió desde el interior del domicilio para tratar de liberarlo y también terminó bajo arresto. En ese momento, una mujer que estaba a bordo del taxi descendió y empezó a agredir a los policías para que dejaran ir a los involucrados.

Tanto Diego R. como Vilma R. (43) acabaron esposados y a esta última le secuestraron 9 envoltorios de lo que parecía ser cocaína, por lo que el material oculto en un portacelulares fue puesto a disposición de la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones (PDI).

Los sospechosos tenían varios celulares en su poder y dinero en efectivo. (@minsegsf)

Entre otros elementos de interés para la causa, los agentes incautaron una motocicleta, teléfonos celulares y una tableta de ansiolíticos junto con anotaciones que estaban en el bolso decomisado.




Comentarios