El chef cordobés vive en Tailandia, estuvo en Colombia y Costa Rica. Ahora presenta su libro de recetas La tierra de los platos.


A veces las historias comienzan mucho tiempo antes de nacer. Ese es el caso de Nicolás Piatti, un cordobés que decidió ver el mundo de una manera diferente: a través de los sabores. Sus tatarabuelos –así como los de una gran parte de argentinos – llegaron al país desde Italia en búsqueda de nuevas oportunidades y por las vueltas del destino – además de un golpe de suerte- se asentaron en Córdoba, específicamente en lo que hoy se conoce como Sacanta.

El origen de esta población se remonta a 1910 como consecuencia del paso del ferrocarril. El 19 de septiembre de 1908 se autoriza a la Compañía Ferrocarril Argentino a construir el ramal que comunicaba Villa del Rosario con Las Rosas. Luego de la llegada del tren a la estación de Sacanta, comienza la venta de terrenos en la zona circundante, propiedad de Miguel Ferrero, tatarabuelo de Nicolás y fundador de Sacanta.

Morcillas a la Pomarola (Foto: Nicolás Piatti)

“Un buen plato no son los resultados de seguir las instrucciones de la receta. Un buen plato también es el fruto del amor, de la pasión que nos inspira en la cocina. Es el resultado de una tradición, de las referencias en sabores, colores y olores del cocinero, por ende, es el resultado de una historia familiar, una historia que se remonta, en mi caso, hasta mis tatarabuelos”, aseguró Piatti en diálogo con Rumbos digital.

De eso se trata su libro: “La tierra de los platos”, un recorrido en homenaje a su legado familiar, a su tierra y especialmente a su tradición gastronómica.  “Cuando recuerdo cómo empezó todo, valoro aún más el esfuerzo y el tiempo que ha pasado”.

Farfalle con harina de avellana. (Foto: Nicolás Piatti)

Desde morcillas a la pomarola, picadillo de pollo, farfalle (conocido también como moñitos o corbatas) hasta platos un poco más exóticos como la carimañola rellena de ajiaco y colaboraciones con el reconocido chef francés Marc Ehrler, son características que destacan su cocina. 

Nicolás estudió en la Escuela de Gastronomía Azafrán en 1998. Luego de dejar su ciudad natal pasó por Buenos Aires, para seguir su camino por el mundo hasta llegar a la cadena reconocida de hoteles Hilton en el 2013, como chef ejecutivo en el Hilton Guanacaste en Costa Rica. La búsqueda de sabores y sus platos lo llevaron a Colombia, donde se convirtió en chef del restaurante “La Ventana” del hotel Hilton en Bogotá.

Nicolás se encuentra viviendo actualmente en Tailandia. (Fotos: Nicolás Piatti)

A pesar de estar rodeado de un mundo diferente, lleno de colores y tradiciones distintas, el cordobés tenía algo más que claro en su exploración por la gastronomía y los platos: “Descubrí que la pasión por el campo y las costumbres culinarias de la familia tendrían un mejor significado si seguía mi corazón y si nunca me olvidaba de mis raíces”.

Hoy, desde la isla de Koh Samui, en las lejanas tierras de Tailandia, Nicolás presenta su libro de manera virtual debido a la pandemia. Sus recetas rinden homenaje al sabor italo-argentino en su sangre, especialmente sus raíces cordobesas agregando toques de Brasil, Costa Rica y Colombia. El chef espera poder lanzar a futuro un siguiente libro donde pueda destacar los sabores del país asiático, que fusiona desde lo salado hasta lo dulce, pasando por lo agrío y lo picante.

Picadillo de pollo (Foto: Nicolás Piatti)





Comentarios