Netflix sumó a su catálogo un documental que muestra la realidad actual de los protagonistas de Ciudad de Dios, el exitoso filme brasileño del año 2002 sobre los jóvenes de las favelas de Río de Janeiro.


Cuando se estrenó, allá por el año 2002, “Ciudad de Dios” marcó un hito en la historia del cine brasileño y se convirtió en el filme más exitoso de dicho país, con cuatro nominaciones a los premios Oscar. Dirigida por Fernando Meirelles (director también de la reciente película “Los dos papas”) el guión se basa en la historia real del escritor Paulo Lins sobre la dura vida en las favelas de Río de Janeiro.

Además de tener una banda de sonido increíble, gran parte de la película fue filmada en la favela Cidade de deus y para ello recurrieron a actores no profesionales, habitantes del barrio. Ahora, Netflix sumó a su catálogo “Ciudad de Dios: 10 años después”, un documental que muestra en qué se convirtieron las vidas de sus entrañables protagonistas como por ejemplo la de Leandro Firmino, que en la ficción interpretaba al sanguinario Ze pequeño.

Ciudad de Dios (Federico Lopez Claro)

Hoy en día Firmino tiene 42 años y, si bien tuvo algunas apariciones en cine y tv después del éxito de “Ciudad de Dios”, vive de hacer pequeños trabajos y changas en la favela que lo vio nacer. Un devenir que el documental contrasta con otros actores del filme como Alice Braga, hija de la inmortal Sonia, que pegó el salto a Hollywood donde está teniendo una carrera de relativo éxito, o Seu Jorge, que se convirtió en un cantautor tremendamente popular en Brasil y que actuó en el filme “Life Acuatic” de Wes Anderson.

Ciudad de Dios (Federico Lopez Claro)

Quizás uno de los momentos del documental que mejor refleja este contraste entre el destino de los protagonistas de “Ciudad de Dios” se da justamente durante la entrevista a Seu Jorge, que tiene lugar en un hotel del centro de Río de Janeiro donde uno de los actores del grupito de niños de la película trabaja hoy como botones. Un contraste real que muestra todas las aristas de Brasil.

Para seguir en el mood brasileño

Si te gusta la ficción “made in Brasil”, Netflix tiene en su catálogo dos series que valen la pena. Un es “Pacto de Sangre”, un thriller policial de ocho capítulos que podría funcionar como una especie de secuela de “Ciudad de Dios”. Trata sobre el submundo del tráfico de drogas, la prostitución y la corrupción en los medios y está dirigida por Adrián Caetano.

La otra es “Coisa Mais Linda”, que estrenó en junio segunda temporada. Ambientada en el año 1959 en Río de Janeiro, una mujer decide abrir su propio club de bossa nova luego de descubrir que su marido desapareció con una amante llevándose todo el dinero que tenían.





Comentarios