En el día de San Benito de Nursia, te contamos sobre las propiedades protectoras de su medalla.


Hoy 11 de julio es el día de San Benito, un monje cristiano, considerado el iniciador de la vida monástica en Occidente. Proclamado patrono de Europa en 1964 por Pablo VI, fundó la orden de los benedictinos con el fin de establecer monasterios autosuficientes.

Nació en Nursia (actual Norcia), en Italia, se calcula que entre el 480 y el 490 al igual que su hermana melliza, Santa Escolástica. Alrededor de los 20 dejó su hogar y pasó tres años en soledad en Subiaco, Roma. Atrajo a un gran número de discípulos con los que se instaló en el Monte Casino, que se convertiría en el Sinaí de la Orden Benedictina. San Benito esribió para su Orden la Santa Regla que durante siglos fue el único código de vida religiosa en Occidente y con el tiempo se convirtió en inspiración para otras comunidades religiosas.

“Visión de san Benito del globo y los tres ángeles” óleo sobre lienzo de Alonso Cano 1658 – 1660 (Museo del Prado)

Se cuenta que los monjes de la región intentaron envenenarlo dos veces, pero los rezos del santo rompieron la copa y, cuando envenenaron su pan, un cuervo entró por la ventana y se lo llevó. Por esta razón, se lo suele representar con el libro de la Regla, una copa rota y un cuervo con un trozo de pan en el pico.

Benito murió de pie en 547 en un oratorio.

La Medalla de San Benito

Usada por creyentes católicos, anglicanos y en algunas comunidades luteranas, metodiastas y ortodoxos occidentales, la medalla de San Benito es una medalla sacramental con iconografía relacionada son San Benito de Nursia. Es una de las más antiguas de la cristiandad, y se cree que tiene poder de protección contra el mal.

La fecha exacta de la primera medalla no es conocida, y se cree que originalmente tenía la forma de una cruz. El Papa Leo IX le atribuyó a esta medalla su recuperación de una mordida de serpiente cuando fuera un joven Benedictino. Cuando se convirtió en Papa en 1049, la transformó en medalla y le dio su bendición.

“San Benito” grabado de F.L. Schmitter 1700-1799 (Welcome Collection)

Por otra parte, en 1647 se encontraron pinturas antiguas en Metten (Baviera, Alemania) que mostraban representaciones de la cruz con inscripciones que no pudieron ser interpretadas hasta años después, gracias a un manuscrito del mismo monasterio de Metten que es conservado hoy en la biblioteca estatal de Múnich.

En 1742 el papa Benedicto XIV aprobó la medalla y la fórmula de su bendición se incorporó al Rito Romano. La versión actual de la medalla data del año 1880, en memoria de los 1400 años del natalicio de San Benito. Se utiliza de diversas maneras: colgada de una cadenita, en el rosario, en el centro de una cruz, en el auto o casa de los fieles y en los cimientos de un edificio.

Su significado

La medalla de San Benito ayuda a combatir el mal y las tentaciones del diablo, por lo que suele ser empleada en los exorcismos.

Medalla de San Benito, frente y reverso (web)

La cara frontal de la medalla muestra a Benito de Nursia con la cruz en su mano derecha y el libro de las Reglas en la izquierda, con la oración de la buena muerte rodeando la figura: Eius in obitu nostro praesentia muniamur (A la hora de nutestra muerte seamos protegidos por su presencia), pues San Benito junto a San José son los patrones de la buena muerte. En el fondo aparece una copa envenenada y un cuervo, representando los momentos en que intentaron envenenarlo, y la frase Crux sancti patris Benedicti (Cruz del Santo Padre Benito).

En su reverso, se muestra la cruz de San Benito con varias iniciales:

  • C.S.P.B. (Crux Sancti Patris Benedicti) – Cruz del Santo Padre Benito.
  • C.S.S.M.L. (Crux Sacra Sit Mihi Lux) – La santa Cruz es mi luz (crucero vertical de la cruz)
  • N.D.S.M.D. (Non Draco Sit Mihi Dux) No sea el dragón mi guía (crucero horizontal)

En círculo, rodeando la cruz, se leen:

  • V.R.S. (Vade Retro Satana) – Retrocede Satanás.
  • N.S.M.V. (Nunquam/Non Suade Mihi Vana) – No me aconsejes cosas malas.
  • S.M.Q.L. (Sunt Mala Quae Libas) – Venenosa es tu carnada, o es malo lo que me ofreces.
  • I.V.B. (Ipse Venena Bibas) – Bebe tu propio veneno.
  • PAX – Paz.

Algunas medallas incluyen el monograma de Jesucristo, IHS o JHS.

Crucifijo con la medalla de San Benito (web)

El Crucifijo con la medalla de San Benito ha sido reconocido por la Iglesia como una ayuda contra la tentación, el peligro y el mal, especialmente cerca de la muerte. Quien crea realmente en la Santa Cruz ganará indulgencia plenaria en la hora de su muerte si se confiesa, recibe la Comunión o se arrepiente de sus pecados. Esta cruz ayuda también a a los enfermos para unir sus sufrimientos a los del Salvador.





Comentarios