Con la llegada del invierno se secan los pastizales y aumenta el riesgo de incendios que provocan pérdida de flora y fauna en espacios verdes.


Luego de las heladas de la época hay mayor presencia de pastizales secos y, a causa de las altas temperaturas y presencia de viento, se incrementa el riesgo de incendio.

Por ello, la Subsecretaría de Prevención y Emergencias destaca la importancia de tener en cuenta las recomendaciones para evitar incendios que afectan la flora, la fauna, causa pérdidas materiales y hasta pone en riesgo la vida humana.

Incendios en Salta.

De esta manera se hizo hincapié en que está prohibida la quema de pastizales, restos de poda o basura y se recomienda lo siguiente:

  • No arrojar al suelo colillas de cigarrillo ni fósforos. Cualquier chispa o llama puede causar un incendio.
  • Mantener los terrenos libres de maleza.
  • No tirar trozos de vidrio, botellas, desperdicios o cualquier tipo de material combustible.
  • No encender fogatas.
  • No ingresar automóviles o motocicletas en zonas donde hay matorrales secos. El contacto del caño de escape puede generar un incendio.
  • Si alguien encuentra restos de fogatas, se sugiere apagarlos con agua y tierra y no abandonar los restos hasta que deje de humear.
  • Denunciar si se observan situaciones sospechosas de potencial riesgo.
  • Llamar al 911 cuando se vea una columna de humo.
  • Si se encuentra en el lugar o en inmediaciones, alejarse. No actúe por iniciativa propia.

“Hemos tenido varias intervenciones, sobre todo en lo que son autopistas y espacios verdes donde se produjo el fuego por quema de basura de los vecinos,” indicó el subsecretario de Prevención y Emergencias, Nicolás Kripper.

“Cualquier factor, por más que se trate de una llama pequeña o una colilla de cigarrillo, genera un foco ígneo que necesita ser controlado, porque no solo destruye el medio ambiente sino que también reduce la visibilidad del tránsito,” remarcó el funcionario.

Incendios en Salta.

El subsecretario informó que todos los años se lleva adelante la campaña de concientización en conjunto con Bomberos Voluntarios y Defensa Civil para que se reduzca al máximo la cantidad de hectáreas que, producto de la mano humana, se pierden cada año por los incendios.

El año pasado se han perdido 355 hectáreas por quema de pastizales. Todas a causa de la mano del hombre y no por producto del efecto lupa causada por alta presencia de sol y algún elemento destellante, como vidrios,” indicó Kripper.

Cabe recordar que entre esas 355 hectáreas se encuentran las zonas afectadas de Chachapoyas y de Parque La Vega.

“Todos somos testigos de lo imponente y destructivo que es el incendio de pastizales producto de la mano del hombre y del descuido. Por eso se solicita a la comunidad seguir las recomendaciones y tomar conciencia que es una responsabilidad ciudadana”, concluyó.





Comentarios