La polémica se desató cuando Cortez Gil, separado de su cargo en Salta por manejar ebrio y escaparse de un control policial, fue contratado como asesor de la municipalidad de Pinamar.


La polémica se desató en Pinamar, cuando el candidato a concejal Alejandro Olivares denunció que el salteño Ezequiel Cortez Gil fue contratado como asesor por la Intendencia de Martín Yeza. Y es que Cortez Gil protagonizó un escándalo sonoro en Salta por el que fue separado de su cargo como Secretario General del Tren a las Nubes.

El 22 de diciembre pasado tuvo lugar el incidente protagonizado por Cortez Gil, cuando fue interceptado por dos agentes de tránsito por manejar a altas velocidades por la avenida Bicentenario. Al notar el peligroso comportamiento del conductor, lo frenaron y pidieron los papeles y el carnet de conducir.

En esta instancia, para los efectivos resultó evidente que Cortez Gil se encontraba en estado de ebriedad y se dispusieron a realizarle un control de alcoholemia; pero el joven, entonces funcionario, no entregó la documentación y huyó a toda velocidad del lugar.

“Eran las 6 de la mañana cuando comenzamos la persecución, seguimos al vehículo por la avenida Bicentenario, luego por la Uruguay, hasta llegar a Tres Cerritos. Una vez que el hombre estacionó en su casa, nosotros lo interceptamos, y le volvimos a pedir todos los papeles y el carné. El señor se puso muy violento contra nosotros, entonces pedimos ayuda a la Comisaría 3ª de Tres Cerritos para realizarle el test de alcoholemia. También llegaron otros compañeros nuestros de Tránsito”, había relatado entonces el agente Francisco Valentín.

“Durante el trayecto, el vehículo iba a altísima velocidad, además de pasar más de 5 semáforos en rojo y manejar ebrio. Todas esas actas fueron confeccionadas una vez que alcanzamos al conductor y llevamos el auto al canchón. Cuando le hicimos el test de alcoholemia tenía 2,41 gramos de alcohol en sangre”, señaló.

En un video que filmó el agente de tránsito durante el procedimiento, puede oírse a Cortez Gil, en repetidas oportunidades, increpar a los uniformados diciéndoles “Vos no sabés quien soy yo. Vos no tenés idea quien soy yo”.

El agente de tránsito Francisco Valentín.

Luego de acusaciones y contra acusaciones Cortez Gil fue separado de su cargo. A través del Boletín Oficial, el organismo anunció que dejaba sin efecto la designación de Cortez Gil, y lo atribuyó a una “reestructuración”. Y esa fue la última vez que oímos hablar del joven y prepotente infractor.

Sin embargo, Cortez Gil volvió al centro de la polémica y esta vez a casi dos mil kilómetros de Salta. El ex funcionario salteño, ahora es asesor de la Municipalidad de Pinamar con un abultado sueldo, según el decreto 0941/19, donde consta que el joven –identificado en la norma como Roque Cortez, pero cuyo DNI coincide con la identidad del salteño del escándalo-, llevará adelante “tareas de control de gestión, dictámenes jurídicos, asesoramiento jurídico” y varias más.

Decreto de designación de Cortez Gil. (Infocielo)

Según consigna Diagonales, el decreto firmado por Yeza, también lleva como es costumbre la firma de Federico Panzieri, a quien desde la oposición apuntan por ser el responsable de la contratación de Cortez Gil, con quien mantendría una amistad, según denunció el candidato a concejal Alejandro Olivares, quien pidió en reiteradas oportunidades explicaciones sobre la designación de este funcionario, sin respuesta alguna.





Comentarios