Hoy se realizó una inspección ocular en el lugar donde aparecieron los cuerpos de la joven y su amiga Luján Peñalva en 2012.


Esta mañana los fiscales penales María Luján Sodero Calvet y Pablo Alejandro Rivero participaron de una inspección ocular en el lugar donde en 2012 encontraron los cuerpos de Yanina Nüesch y Luján Peñalva, y ordenaron nuevas medidas entorno a la investigación del caso caratulado como homicidio, que se reabrió en febrero de 2018.

El papá de Luján es querellante en la causa q está en manos de la jueza Mónica Mukdsi mientras que el padre de Yanina no cree que se haya tratado de un homicidio. “Fue al juzgado y él tiene otra visión, otra postura respecto a lo que aconteció con su hija, no participa como querellante, no están constituidos”, adelantó la magistrada.

Inspección ocular en el lugar donde en 2012 encontraron los cuerpos de Yanina Nüesch y Luján Peñalva (Fiscales Penales)

Las medidas ordenadas por Rivero y Sodero son dos. Por un lado, solicitaron a Mukdsi el análisis del teléfono celular de Luján; que se libre oficio a la empresa telefónica Personal para ordenar la reserva de la información vinculada a la línea utilizada por la joven al momento del suceso. Requirieron los datos de GPRS utilizados por la misma línea telefónica, en el periodo indicado y la celda y antena que proporcionaba cobertura.

Otro fue el pedido de citación a prestar ampliación de declaración testimonial a una mujer que llamó al Servicio de Emergencias 911, pero que luego rectificó su declaración. 





Comentarios