El 21 de septiembre es el Día Mundial del Alzheimer un trastorno encefálico de deterioro crónico y progresivo.


El 21 de septiembre es el Día Mundial del Alzheimer, fecha instituida por la Organización Mundial de la Salud con la finalidad de que las instituciones sanitarias a nivel internacional intensifiquen la información a la comunidad sobre esta patología neurodegenerativa crónica.

En este marco, el sábado 21, desde las 11, se realizará en el Museo de Arte Contemporáneo de Salta, ubicado en Zuviría 90, una jornada de acceso libre y gratuito, destinada a sensibilizar a la comunidad sobre la enfermedad de Alzheimer, sus manifestaciones clínicas y aspectos preventivos.

Considerando que el arte es una de las formas más efectivas de estimulación cognitiva y factor de inclusión social, se propone una recorrida por la exposición denominada Tiluk y la obra de Guadalupe Miles y posteriormente asistir a la proyección de la película Nosilatiaj: la Belleza.

A la finalización de las actividades se prevé un debate sobre los contenidos del filme, relacionando arte y salud para concienciar sobre la importancia de la consulta médica temprana y los cuidados hacia el paciente.

La actividad es organizada en forma conjunta entre la Supervisión de Salud del Adulto Mayor del Ministerio de Salud Pública y los servicios de Neurología y Neurocirugía del hospital San Bernardo.

Una forma de demencia

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia y se define como trastorno encefálico de deterioro crónico y progresivo, que se acompaña con efectos profundos en la capacidad de recordar, aprender y razonar. Fue el psiquiatra y neurólogo alemán Alois Alzheimer, quien identificó los síntomas en una paciente y publicó sus descubrimientos en el año 1906.

La patología se caracteriza por la pérdida de habilidades intelectuales, asociada a trastornos de la conducta lo suficientemente severos como para interferir con las funciones sociales u ocupacionales de la persona que los padece.

Se calcula que existen aproximadamente 25 millones de personas afectadas en el mundo, con una prevalencia estimada en el 8% para individuos en los 65 años y superior al 30% para la población que supera los 80 años.

Signos de alarma

Entre los signos a tener en cuenta para detectar tempranamente la enfermedad de Alzheimer, se debe poner atención a pérdida de memoria que afecta la capacidad de trabajo, como olvido de citas, nombres; dificultad para realizar tareas hogareñas; problemas de lenguaje como olvido y sustitución de palabras; desorientación en tiempo y espacio; conductas anómalas; pérdida o ubicación incorrecta de objetos; cambios de humor; pérdida de iniciativa; cambios en la personalidad.

En forma gradual la persona va perdiendo la capacidad de leer, escribir, calcular e incluso comunicarse con normalidad. Los cambios de personalidad pueden ser notables y también pueden aparecer trastornos de las funciones motoras.

Aunque la edad es el principal factor de riesgo, esta no es una consecuencia inevitable del envejecimiento ni afecta exclusivamente a personas mayores, ya que los síntomas pueden aparecer tempranamente, entre los 30 y los 50 años.

Algunas investigaciones relacionan la aparición de deterioro cognitivo con factores de riesgo comunes a otras enfermedades no transmisibles, como inactividad física, obesidad, dietas malsanas, consumo de tabaco, consumo nocivo de alcohol, diabetes e hipertensión.

A la fecha no existe tratamiento que pueda curar una demencia o revertir su evolución progresiva, pero se utilizan medicamentos paliativos que mejoran el rendimiento de la memoria y de todo el sistema cognitivo.

Cuidado familiar

Se recomienda a quienes conviven con una persona afectada con alguna demencia, hablarle de forma tranquila y placentera para no irritarla. Además, proporcionarle un ambiente tranquilo, en lo posible sin elementos que puedan causarle daño, como fuego, objetos cortantes y punzantes.

Se aconseja también utilizar auxiliares de memoria como listas, notas, etiquetas; orientar a la persona en tiempo y lugar; controlar temperatura de los alimentos, vigilar posibles caídas, estimular capacidades cognitivas.


En esta nota:

Salud Salta Alzheimer


Comentarios