El robo fue el sábado en Campo Quijano. La estructura era propiedad de los mineros de Sijes, que caminaron 280 kilómetros hasta la Catedral.


Un insólito robo opacó la alegría de los mineros de Sijes que la semana pasada caminaron 280 kilómetros para llegar a la Catedral y vivir el Milagro salteño. Les robaron el altar hecho por ellos mismos donde trasladaban las imágenes de la Virgen del Milagro, el Divino Niño y Santa Bárbara.

La estructura es de hierro y estaba anclada en el techo de una camioneta. Contaron que el altar cumple un rol fundamental ya que protege a las imágenes de las inclemencias climáticas y del viento.

Mineros de Sijes sufieron el robo del altar de su peregrinación (El Tribuno).

El robo fue el sábado entre las 17 y las 19. Los mineros bajaron las imáganes del altar en la rotonda de Limache para cargarlas en sus hombros durante el último tramo de su caminate hacia la Catedral. La camioneta con el altar regresó a Quijano. El chofer ingresó a su vivienda a descansar un par de horas y cuando salió la capillita de caño estructural había desaparecido.

“Si alguien vio algo o la sustrajo le pedimos de corazón que la devuelva. Nos causó mucha tristeza que ocurran estas cosas en el pueblo y que haya personas que no respeten nada ni a nadie. Es la 4° peregrinación que realizamos y este robo es indignante y difícil de digerir”, expresaron los peregrinos. 




Comentarios