La mujer falleció tras agonizar varios días. Juan Alberto Villareal, su novio, está detenido.


Raquel Viviana Palacios, de 18 años, murió por las severas heridas que le produjo haber sido quemada por su pareja, Juan Alberto Villarreal, en Tartagal. Agonizó durante días.

El ataque fue el miércoles pasado y desde entonces Villareal está detenido e imputado por el delito de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por mediar violencia de género en grado de tentativa. Tras la muerte de la víctima, el fiscal penal Pablo Cabot ampliará la acusación.

Cabot explicó que espera los informes solicitados a los profesionales médicos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales de Orán y que está previsto recibir importantes testimonios que permitan avanzar en la reconstrucción de los hechos que ocasionaron el ataque a la joven.




Comentarios